Ideas para merendar sano

Así puedes hacer bocadillos saludables para la merienda

Los bocadillos son la opción de toda la vida para la merienda, no pasan de moda. Mira estas ideas para rellenar los bocatas de los niños de manera saludable.

niña
Fuente: iStock

La merienda es una de las comidas favoritas de los más pequeños y la opción clásica por excelencia son los bocadillos. ¿Qué tal si preparamos algunos que sean apetecibles, pero sin que dejen de ser saludables?

Consejos para preparar bocadillos saludables

La hora de la merienda es un momento para descansar después del colegio o para reunirse con amigos o familia durante las vacaciones mientras se come algún tentempié. Además de ello, también es perfecta para recargar energías y sirve para aguantar el resto del día sin demasiada hambre hasta la cena.

Pero eso sí, lo que se debe intentar es que sea saludable como el resto de comidas, y para ello podemos elaborar deliciosos bocadillos igualmente sanos. Toma nota de estos consejos:

  • Escoge un buen pan. Lo principal es tener un pan que sea lo más saludable posible. Puedes elegir la opción integral o aquellos panes que tengan algún condimento como frutos secos, semillas o multicereales que también aportan fibra. Preferiblemente opta por la barra tradicional antes que por el pan de molde.
  • No hagas bocadillos solo de embutidos. Actualmente existen multitud de alternativas igual de buenas y que son perfectas para comer más variedad de alimentos.
  • Prueba a hacer los bocadillos más jugosos. Para ello puedes untarlos con tomate rallado, con aceite, con guacamole, con queso de untar…

Ideas de rellenos apetecibles para bocadillos

niña
Fuente: iStock

No caigas siempre en el mismo “bocata de jamón y queso” y sorprende a tus hijos con otras ideas que harán que no quieran perderse la merienda. Prueba estos rellenos:

  • Con tortilla francesa o huevo cocido. El huevo es un alimento muy completo y nos permite utilizarlo de varias formas para los bocadillos. Prueba a hacer una tortilla, huevos revueltos o huevos cocidos para combinarlos con queso o lo que más le guste al peque.
  • De salmón con queso fresco. Una manera de que los niños coman pescado es haciendo un bocadillo de salmón ahumado que, si combinamos con queso, obtendremos una alternativa muy nutritiva.
  • Con aguacate. Lo podemos añadir tal cual o preparar con él un guacamole y combinarlo con otros alimentos.
  • De queso con tomate y lechuga. Ya sea queso fresco, para untar o en lonchas, si lo combinamos con tomate y lechuga siempre quedará bien.
  • Con hummus. El clásico es el hummus de garbanzo, y es la alternativa ideal para que los peques coman también algo de legumbres.
  • De embutido de mayor calidad. Más allá de un buen jamón y queso, existen muchos embutidos de calidad que podemos combinar para un bocadillo de diez.
  • Con los restos de la comida del día anterior. Sí, también podemos aprovechar esas comidas del día anterior en forma de bocata para la merienda, por ejemplo, las pechugas empanadas, los filetes rusos… Además, es lo mejor que podemos hacer para no desperdiciar la comida.
  • Con otros alimentos. Las posibilidades son infinitas y los límites solo los pone la imaginación. Quizá también puedes preguntarle a tu hijo cuáles son los que más le gustan y a partir de ahí ir probando variaciones. Sea como sea, ¡qué aproveche!
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo