Nutrición

Chocolate negro: beneficios y propiedades únicas

Delicioso y exquisito, cuanto más amargo es el chocolate más saludable es, ya que significa que su contenido en cacao es muchísimo más elevado, mientras que su contenido en azúcar será, por lo general, más bajo. Te descubrimos qué cualidades podría proporcionar su consumo moderado y regular.

Chocolate negro
Foto: Istock

A diferencia del chocolate con leche o el chocolate blanco (que muchos expertos se niegan a llamarlo chocolate), el chocolate negro ha pasado a convertirse en un alimento muy valorado, especialmente por su elevado contenido en antioxidantes y otros nutrientes únicos.

Por ejemplo, contiene una buena cantidad de flavonoides, unos fitonutrientes que actúan como antioxidantes naturales, y de acuerdo a un artículo publicado en 2016 en Journal of Nutricional Science, podrían desempeñar un papel importante en la salud del corazón, la pérdida de peso y la prevención del cáncer.

¿Qué es el chocolate negro?

También conocido habitualmente bajo el nombre de chocolate amargo, consiste básicamente en un tipo de chocolate sin sólidos lácteos añadidos. En la mayoría de las ocasiones, los ingredientes básicos que encontramos en este tipo de chocolate son granos de cacao, azúcar, aromas (como la vainilla) y un emulsionante, como podría ser el caso de la lecitina de soja, la cual ayuda a conservar su textura y consistencia.

De acuerdo a muchos nutricionistas, cuánto mayor contenido en cacao y menos azúcar tenga el chocolate negro más saludable será

Lo que significa que, lo más aconsejable, sea siempre optar por variedades con más del 70 por ciento de cacao, y donde el azúcar no se caracterice por ser uno de sus principales ingredientes (no olvides que en el listado de ingredientes que encuentras en la etiqueta de los alimentos que compras, el orden establecido va de mayor a menor contenido, por lo que los que encontrarás en primer lugar son los de mayor cantidad).

Puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón

De acuerdo a un metaanálisis sobre el vínculo entre el consumo de chocolate y las enfermedades cardiovasculares, publicado en la revista Heart en el año 2015, encontró que aquellas personas que consumían más chocolate al día presentaban un riesgo menor de enfermedades del corazón y accidente cerebrovascular.

En este sentido, distintos estudios también han demostrado que consumir chocolate negro de manera regular podría ayudar a disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca. Por ejemplo, podemos mencionar un estudio publicado en la revista Clinical Nutrition en el año 2011, que encontró que las personas que consumían chocolate negro más de cinco veces a la semana reducían su riesgo de enfermedad del corazón hasta en un 57 por ciento.

Según los investigadores, este beneficio podría deberse a la presencia de flavonoides, unos químicos que ayudan a producir óxido nítrico, que entre otras funciones, hace que los vasos sanguíneos se relajen y la presión arterial disminuya (de acuerdo a una revisión publicada en 2017).

Puede mejorar los niveles de azúcar en sangre

Si bien es cierto que consumir chocolate con leche o chocolate blanco diariamente no parece la mejor forma de prevenir la aparición de la diabetes (por su elevadísimo contenido en azúcar), parece que no ocurriría lo mismo con el chocolate amargo especialmente rico en cacao, dado que podría mejorar la forma en que el cuerpo es capaz de metabolizar la glucosa.

Según un estudio publicado en 2017 en Journal of Community and Hospital Internal Medicine Perspectives, los flavonoides naturalmente presentes en el chocolate amargo ayudarían a reducir el estrés oxidativo, que, en opinión de los científicos, podría ser la causa principal de la resistencia a la insulina

Beneficios del chocolate negro
Foto: Istock

Al mejorar la sensibilidad del cuerpo a la insulina, se reduce la resistencia, disminuyendo el riesgo de enfermedades relacionadas, como por ejemplo podría ser el caso de la diabetes.

Si bien es cierto que los científicos están de acuerdo en que el chocolate negro proporciona beneficios para la salud, son necesarios más estudios para determinar si, originalmente, existiría una relación de causa y efecto entre el riesgo de diabetes y el consumo de chocolate amargo.

Puede mejorar la cognición y mejorar el estado de ánimo

Hasta el momento, los estudios han mostrado que consumir chocolate amargo puede ser muy beneficioso para el cerebro, al estimular la actividad neuronal en determinadas áreas del cerebro asociadas con la recompensa y el placen, lo que a su vez ayudaría a mejorar el estado de ánimo y disminuir el nivel de estrés.

Según una revisión sistemática publicada en el año 2013 en Nutrition Reviews, el consumo regular de chocolate amargo ayudaría a mejorar el estado de ánimo y la cognición. En este sentido, una investigación llevada a cabo en el año 2018 encontró que consumir cada día 48 gramos de chocolate orgánico con un 70 por ciento de cacao ayudaba a aumentar la neuroplasticidad en el cerebro, teniendo efectos positivos en el estado de ánimo, la memoria y la cognición.

Puede aumentar el colesterol bueno y reducir el colesterol malo

También es conocido que el chocolate negro podría ayudar a reducir el nivel de colesterol elevado. Por ejemplo, un estudio publicado en noviembre de 2017 mostró que consumir chocolate amargo y cacao sin azúcar y un puñado de almendras redujo una caída significativa en el nivel de colesterol LDL (lipoproteínas de baja densidad), habitualmente conocido como colesterol “malo”.

Los expertos creen que el ácido oléico, una grasa monoinsaturada (la misma que, dicho sea de paso, encontramos en el aceite de oliva), presente en la manteca de cacao, podría desempeñar un papel en el aumento del colesterol HDL (lipoproteínas de alta densidad), también conocido como colesterol “bueno”.

No obstante, es necesario tener en cuenta que la manteca de cacao también presenta un elevado contenido en grasas saturadas, cuyo exceso podría acabar siendo perjudicial para el corazón, de ahí que sea imprescindible controlar las cantidades.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo