Alimentación

¿Cómo comemos las mamás españolas?

Si creías que las madres españolas manteníamos una buena alimentación tras estos datos quedarás sorprendido.

Hemos analizado la dieta diaria de las mujeres en nuestro país y, según se ven en los datos del estudio Ingesta, perfil y fuentes de energía en la población española: resultados obtenidos de la investigación científico ANIBES, publicada en la revista Nutrients, tenemos mucho que mejorar.

Las conclusiones que se extraen dejan en evidencia que las mujeres españolas adultas, de entre 18 y 64 años, a pesar de ingerir de media alrededor de 1.700 kilocalorías, lo que las coloca dentro de los parámetros recomendados por los especialistas, no lo hacen de manera equilibrada.

Los porcentajes que componen nuestra dieta diaria están descompensados si los comparamos con las cantidades diarias que recomiendan los expertos.

Los hidratos de carbono forman parte de nuestra dieta en menor medida de lo que deberían hacerlo (un 40% frente al 55% recomendado); las grasas, por el contrario, superan en casi un 10% las cantidades máximas diarias que deberían consumirse (39% de consumo frente al 30% ideal). No todo son tirones de oreja, en cuanto a la ingesta de proteína, alrededor de un 17% de nuestra alimentación diaria, se encuentra dentro de los márgenes saludables.

Los cereales y los derivados (pan, bollería, harinas, pastas...) son los productos más consumidos por las españolas (27,7% de la ingesta diaria total de alimentos), seguidos de carnes y embutidos (14,6%), el aceite de oliva y otras grasas (13%) y los lácteos (12,5%). Lo que menos, frutas (5,2%), verduras (4,4%), pescado y mariscos (3,9%) y legumbres (2,3%), precisamente los alimentos que deberían estar los primeros en la lista.

Tras estas conclusiones deberíamos ponernos serios e intentar rectificar nuestra dieta para que así no solo nuestra salud se vea beneficiada, sino que nuestros hijos puedan heredar y conocer una manera adecuada de alimentarse y crear en ellos hábitos saludables para su futura vida de adultos sanos. ¿Una opción sencilla y disponible para todos? Asumir la vuelta de las costumbres alimenticias de la dieta mediterránea para toda la familia.

Continúa leyendo