Recetas para niños

Cómo hacer galletas de mantequilla de cacahuete y chocolate sin harina

Siempre es posible aprender a elaborar en casa unas deliciosas galletas que gusten a los más pequeños y que, sobre todo, sean algo más nutritivas y saludables. Un buen ejemplo lo encontramos en estas galletas con mantequilla de cacahuete y chocolate sobre cuya receta te hablaremos en esta ocasión.

Cómo hacer galletas de mantequilla de cacahuete y chocolate
Foto: Istock

Es posible encontrar infinidad de opciones de galletas disponibles en el supermercado, muchas de las cuales han sido fabricadas pensando especialmente en los más pequeños de la casa. Pero tienen un problema: muchas de ellas poseen un contenido en azúcares y grasas muy elevado, motivo por el cual no son opciones saludables para nadie. Y mucho menos para los niños.

Si bien es cierto que a los niños les encantan las galletas, ofrecerles galletas para el desayuno y la merienda no es muy buena idea. Y es que no debemos olvidarnos de algo fundamental: muchas de las opciones que encontramos en las tiendas son productos ultraprocesados, con un elevado contenido tanto en azúcares como en grasas refinadas.

De hecho, muchos nutricionistas señalan que sería importante eliminar el concepto de “galletas de desayuno”, porque las galletas, a fin de cuentas, no dejan de ser bollería. Lo que nos lleva a la siguiente pregunta: si no le daríamos un bollo o un donut a nuestro hijo para desayunar todos los días, ¿por qué, entonces, sí le ofrecemos galletas con la leche?

Partiendo de la base de que las galletas que elaboramos en casa también son galletas, lo que significa que también siguen proporcionando cantidades más o menos elevadas de azúcar y grasa, es cierto que podemos escoger mejor los ingredientes. Y, lo más importante, controlar la cantidad de azúcares y grasas que lleve esa receta.

Un buen ejemplo lo encontramos en las galletas de mantequilla de cacahuete y chocolate sobre la que te hablaremos en esta ocasión. No contiene harina, ya que se utiliza la mantequilla de cacahuete como ingrediente para generar la textura. Eso sí, es imprescindible escoger una opción más natural, que únicamente contenga cacahuetes tostados como único ingrediente (es decir, ni sal, ni azúcar ni otras grasas añadidas).

También utilizamos azúcar moreno, aunque en una cantidad realmente pequeña (apenas ¾ de taza). No obstante, puedes optar por eliminarla si lo prefieres, o rebajar la cantidad aún más.

Receta de galletas de mantequilla de cacahuete y chocolate (sin harina)

Receta de galletas de mantequilla de cacahuete y chocolate
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 1 taza de mantequilla de cacahuete natural
  • ¾ taza de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ taza de chispas de chocolate negro (pequeñas)
  • Una pizca de sal marina gruesa

Elaboración:

Empezamos precalentando el horno a 180 ºC. Cubrimos una bandeja de horno con papel pergamino (o una estera de silicona ideal para hornear), y la reservamos.

En un cuenco mediano mezclamos la mantequilla de cacahuete con el azúcar, hasta que se hayan combinado muy bien.

En otro cuenco, batimos el huevo. Seguidamente, lo incorporamos a la mezcla de mantequilla de cacahuete y azúcar, el bicarbonato de sodio y el extracto de vainilla. Y continuamos removiendo hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado bien entre sí.

Incorporamos justo en este momento las chispas de chocolate negro.

Con la ayuda de una cuchara para bolas de helado, o simplemente una cuchara grande, medimos 8 galletas y las colocamos en la bandeja previamente preparada, dejando al menos 3 centímetros de separación entre cada una de ellas. Luego, presionarlas con suavidad para aplanarlas un poco.

Introduce en el horno, y hornea entre 6 a 8 minutos, hasta que cada bolita de masa de galleta se haya inflado y extendido. 

Pasado el tiempo indicado, retiramos del horno con cuidado de no quemarnos, y espolvoreamos por encima ligeramente con una pizca de sal marina gruesa. Con la ayuda de una espátula pasamos las galletas a una bandeja de rejilla para conseguir que se enfríen completamente.

Una vez que se hayan enfriado por completo, las conservamos en un recipiente hermético durante un máximo de 2 días.

Algunas variaciones deliciosas

Como cualquier receta, esta receta que te proponemos también permite algunos cambios y variaciones. Por ejemplo, puedes reemplazar las chispas de chocolate por trozos de cacahuete, o el extracto de vainilla con ¼ de cucharadita de polvo de almendra, lo que le proporcionará, además, una textura maravillosa.

Por otro lado, ten en cuenta que si obtienes cada bolita de masa como si fuera una pequeña bola de helado te ayudará a que todas tengan un tamaño más uniforme, con lo que conseguiremos, además, que todas se cocinen de manera igualmente uniforme.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo