¡Deliciosas!

Crema de cacahuete: ideas nutritivas para que la disfruten los peques

Te damos ocho ideas rápidas para utilizar este producto que puedes hacer en casa o comprar en el supermercado, mejor si es una versión que no lleve nada más que el fruto seco.

La crema de cacahuete, también conocida como mantequilla de maní o como peanut butter, por su nombre en inglés, es uno de los alimentos favoritos en los países de cultura anglosajona, y como todo lo que ocurre al otro lado del charco, su influencia ya ha calado en España. No solo nos han convertido en adictos a las hamburguesas, también a esta crema de la que afortunadamente es muy fácil encontrar versiones saludables para que los niños las disfruten. 

Durante muchos años la mayoría de los profesionales médicos especializados en pediatría ha recomendado retrasar la introducción de frutos secos como el cacahuete a los niños, pero estudios recientes de los que se hace eco la Asociación Española de Pediatría han observado que “la introducción antes de los 11 meses de los cacahuetes disminuye el riesgo de desarrollar alergia”. En estos estudios, por cierto, también se cita al huevo, de ahí que ahora sí se recomiende introducirlo, como normal general, a partir de los seis meses de vida. 

Pero de vuelta al cacahuete, nuestro protagonista en este texto, debemos dejar clara sobre él, y por extensión del resto de frutos secos, la importancia de suministrarlos de uno en uno a nuestros hijos pequeños para poder observar posibles alergias. Y además, siempre hay que dárselos triturados para evitar atragantamientos. A medida que crezcan, podremos darles trocitos molidos, no complementamente triturados, y luego ya sí, poco a poco, trocitos muy pequeños que puedan morder y digerir con facilidad. En el caso concreto de la crema de cacahuete esto no es un problema porque, como su propio nombre indica, es un producto para untar o mezclar que está totalmente pasado. 

Antes de darte ideas rápidas y sencillas para utilizarla en platos que encantarán a tus hijos, insistimos en la recomendación de que compres alguna versión industrial sin azúcar. La de Whole Earth, por ejemplo, es una de las que cuenta con la mejor materia prima, y en supermercados habituales tienes otras pastas de cacahuete elaboradas al 100% con este fruto seco, que nutricionalmente hablando no tiene nada que ver con la mantequilla de cacahuete de toda la vida. 

También la puedes hacer en casa fácilmente. En ambos casos es un producto que aguanta muy bien cerrada herméticamente. Y aunque sea saludable si solo lleva cacahuete, se trata de un producto con un alto contenido calórico, de modo que conviene usarlo con moderación, al igual que el resto de frutos secos. 

Dicho esto, ahora sí, aquí tienes 8 recetas exprés para utilizarlo en la cocina y que tus hijos disfruten la crema de cacahuete: 

En tostada

Tan sencillo como untar tomate triturado, pasta de aguacate o queso crema. No necesitas más que un buen pan para tener un desayuno delicioso.

En tortitas

Si son saludables, mejor que mejor. Nuestra recomendación es que los hagas con un plátano maduro, un huevo y copos de avena y les untes crema de cacahuete. Están deliciosos. 

En porridge

Ya te hemos hablado de este desayuno típico de los países anglosajones que es el porridge. Hidratas copos de avena con agua o leche la noche anterior, y en un cazo, antes de tomarlo, haces lo propio con leche o bebida vegetal. Le añades una cucharada de crema de cacahuete y otros alimentos al gusto: canela, plátano, manzana, semillas, coco rallado, y tienes un desayuno espectacular.

Con yogur y frutas

A un yogur natural le añades frutos rojos, plátano o cualquier otra fruta y añades una cucharadita de crema de cacahuete. Ideal para que los niños no tomen yogures de sabores o azucarados. 

En batido

A tus smoothies o batidos también le va genial una pizca de crema de cacahuete. Prueba, por ejemplo, añadir una cucharada a la clásica (e insuperable) mezcla de fresa y plátano.

En galletas

Hace poco compartimos contigo nuestras recetas favoritas de galletas sin azúcar. Entre ellas había una en la que se utilizaba crema de cacahuete en la receta. Le da un sabor muy especial a una galleta hecha con ingredientes saludables.

Con pollo

En platos salados también se puede utilizar la crema de cacahuete, algo que es típico de algunas cocinas asiáticas. Una de los platos más sencillos es cocinar una pechuga de pollo en tacos pochando previamente una cebolla y añadiendo una vez esté dorado el pollo leche de coco y una cucharada de la crema de este fruto seco. Cueces arroz y tienes una comida exprés de matrícula de honor.

En ensalada

Por último, una idea genial para esos peques a los que les cuesta tomar ensalada es utilizar esta crema como parte del aliño. Mézclala con un chorrito de salsa de soja, agua y el zumo de un limón y tendrás un aderezo que cambiará por completo el plato. 

Continúa leyendo