Recetas para niños

Es tiempo de fresas: ideas de recetas para niños

Nutritivas, deliciosas y de forma característica, las fresas son frutas que encantan a los más pequeños de la casa. Y, para que se animen a comerlas, te proponemos algunas recetas únicas, ideales para niños.

Ahora que nos encontramos en primavera no hay duda que es tiempo de fresas. Y, como ocurre con otros alimentos de temporada, se trata de una opción única y excelente a la hora de disfrutar al máximo de todas sus cualidades nutritivas y organolépticas (en cuanto a textura, sabor y, sobre todo, aroma).

Se trata de una fruta roja muy popular entre todos, no solo jóvenes y mayores, sino también entre los más pequeños de la casa. Se caracteriza por ser refrescante, tiene una forma que encanta a los niños, es dulce al paladar y, además, es muy rica en nutrientes, proporcionando muchos beneficios y propiedades.

Desde un punto de vista nutritivo, por ejemplo, son muy ricas en agua, lo que se traduce básicamente en que son bajas en calorías. Además, contienen un buen porcentaje de vitaminas del grupo B y vitamina C (conocida por sus cualidades antioxidantes), además de un buen número de minerales, como el hierro, potasio, manganeso, hierro, zinc, cobre y magnesio.

Lo cierto es que el bebé puede empezar a comer fresas a partir de los 9 meses de edad. Aunque debemos hacerlo con precaución, puesto que, al liberar histamina, pueden aumentar el riesgo de alergias. No obstante, en caso de duda, recuerda que siempre es buena idea consultar al médico.

¿Cómo consumirlas? Lo cierto es que son tan versátiles que pueden comerse crudas o cocidas. Y la realidad es que se llevan muy bien tanto con platos dulces como con platos salados, solo basta con encontrar los ingredientes que combinen a la perfección con ella.

Y, para ayudarte a que a tus hijos les encanten tanto como a ti, a continuación, te proponemos algunas ideas de recetas con fresas ideales para niños. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros?

Fresas bañadas en chocolate negro

Fresas bañadas en chocolate negro
Foto: Istock

Es cierto que el chocolate siempre se ha llevado muy bien con las fresas. Pero, ¿sabías que sustituir el chocolate con leche tradicional por chocolate negro es aún más interesante, sobre todo nutritivamente hablando?

Ingredientes:

  • 100 g de chocolate negro
  • 400 g de fresas

Elaboración:

Para comenzar a derretir el chocolate negro llenamos una cacerola pequeña con 2 centímetros de agua, y dejamos hervir a fuego lento. Luego, colocamos el chocolate negro en un recipiente resistente al calor y lo colocamos sobre la cacerola. Removemos el chocolate de forma gradual, con paciencia y cuidado, asegurándonos de que el recipiente no toque el agua. 

En caso de que no desees hacerlo así puedes optar directamente por derretir el chocolate negro al microondas, en ráfagas de entre 15 a 20 segundos, removiendo después de parar el microondas hasta conseguir que se derrita por completo. Una vez derretido, lo colocamos en un cuenco grande y hondo.

Lavamos bien las fresas. Luego, sosteniéndolas con suavidad por la parte superior, las sumergimos en el chocolate. Retiramos el exceso, y las colocamos encima de papel de cocina hasta que el chocolate se asiente. Cuando el chocolate negro se endurezca las fresas estarán listas para comer.

Gelatina de fresa (con trozos de fresa)

Gelatina de fresa
Foto: Istock

No hay duda: a los niños les encanta la gelatina, y especialmente cuando incluimos en su interior deliciosos trozos de fruta. En esta ocasión hacemos lo propio con esta sencilla gelatina de fresa, ya que en su interior se encontrarán con nutritivos trozos de fresa.

Ingredientes:

  • 9 hojas de gelatina (equivalente a 16 g)
  • 180 g de azúcar
  • 20 fresas medianas
  • 200 ml de agua

Elaboración:

Colocamos las hojas de gelatina en un bol y las cubrimos con agua fría, dejándolas en remojo durante 5 minutos. Las hojas de gelatina deben estar completamente blandas.

En una cacerola a fuego lento calentamos el azúcar junto con 200 ml de agua, removiendo hasta que se haya disuelto. Luego, retiramos del fuego y dejamos que se enfríe un poco. Cuando se enfríe ligeramente, exprimimos el exceso de agua de las hojas de gelatina y las añadimos al almíbar, hasta que la gelatina se derrita.

Lavamos bien las fresas, retiramos la parte superior y las cortamos en rodajas. Dividimos la gelatina en vasos, y colocamos un tercio de las fresas encima de la gelatina. Finalmente, reservamos en la nevera hasta que se asienten y se queden firmes.

Batido de fresa y aguacate

Batido de fresa y aguacate
Foto: Istock

Apto para el desayuno o la merienda de los niños, rica en calcio, te proponemos en esta ocasión un cremoso batido de aguacate y fresa.

Ingredientes:

  • ½ aguacate, deshuesado, pelado y cortado en trozos
  • 150 g de fresas, cortadas a la mitad
  • 5 cucharadas de yogur natural
  • 200 ml de leche entera

Elaboración:

El proceso es tan rápido como sencillo: una vez cortado el aguacate a la mitad, deshuesado, pelado y cortado en trozos, y tras lavar bien las fresas retirando la parte superior y cortarlas a la mitad, los colocamos en el vaso de la licuadora.

Luego, añadimos el resto de los ingredientes (la leche entera y el yogur natural), y licuamos bien hasta que la combinación quede bien suave. Eso sí, en caso de que la consistencia sea muy espesa, puedes añadir un poco más de leche o de agua.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo