Saludables, nutritivas y deliciosas

Frutas del otoño que encantarán a tus hijos

El bajonazo que da despedirse del melón, la sandía y compañía es mucho más llevadero cuando aprecias la riqueza del lineal de la frutería una vez empiezan a llegar las variedades propias del otoño en España, enriquecidas en los últimos años por frutas menos comunes como el mango nacional o el kaki Persimon.

Frutas variadas
Frutas variadas (Foto: depositphotos)

Aunque en muchos puntos de España el sol y las temperaturas agradables se mantienen durante las primeras semanas del otoño, esta estación huele en nuestras cabezas a castañas, sabe a setas y se ve con filtros de colores rojizos, ocres y los grises del cielo. Ese es el otoño de verdad, el que da pereza que llegue pero una vez estamos inmersos en él no deja de regalarnos todo tipo de maravillas, muchas en forma de alimentos, sobre todo frutas, que encantan a los mayores y también a los niños. 

Es cierto que es una época dura para los amantes de las frutas de verano porque acaban de despedirse de las paraguayas, el melón, la sandía, los higos o la nectarina, por citar una manita de ejemplos característicos de nuestras mesas durante la época de calor. Tendemos a creer por ello que los niños dejarán de comer fruta con la misma facilidad, pero no tiene por qué ser así. El otoño es el mejor momento de algunas de las frutas más clásicas de nuestra cultura gastronómica, y a ellas se suma la recolecta de los cultivos originalmente de climas tropicales que ahora podemos encontrar también en España. Y, por si esto fuera poco, a finales de la estación en cuestión, cuando empieza a notarse el frío del invierno que asoma, los olores cítricos de mandarinas y naranjas conquistan las fruterías para disfrute de los amantes de este tipo de frutos. 

Lee con atención esta lista de frutas y verás cómo tanto los mayores como los pequeños de la casa ya no echáis tanto de menos a las de verano.

Uvas

Despedimos el año con ellas, pero ya ocupan un lugar reservado en primera fila del lineal de las frutas. Son peligrosas para los más pequeños, así que no te olvides de pelarlas bien y quitarles las pipas si se las vas a dar a ellos.

Melocotón de calanda

Este es uno de esos productos realmente especiales que tenemos el privilegio de disfrutar en España. Se les denomina también melocotones tardíos a esta especie que solo crece en Aragón y que está protegida por una Denominación de Origen. Son amarillos, grandes y dulces, y tan solo puedes disfrutarlos desde finales de septiembre hasta finales de octubre. Maravillosos.

Naranja

No están en plenitud hasta finales del otoño las ansiadas naranjas mediterráneas, pero cuando aparecen son un soplo de alegría y felicidad para las mesas familiares. Fuente nutritiva excelente para niños y mayores, da gusto comerlas a cualquier hora del día. 

Mandarina

El que es fan de esta fruta se las come como las pipas, y para muchos niños es su favorita porque su tamaño y su sabor, además de lo cómodas que son de comer sin mancharse. Ideales para las meriendas del cole porque no requieren preparación previa; solo tener cuidado con los pipos.

Persimon

El caqui (o kaki) es fruta de otoño exclusivamente, y no suele ser la favorita de los niños, pero desde hace varios años las fruterías se llenan en esta época del año de una variedad naranja que una vez pelada se come entera porque no tiene hueso. Es de consistencia dura, no como el palosanto de toda la vida, que se come con cuchara, y por su sabor es ideal para los peques. La denominación de origen de los mejores procede de la ribera del río Júcar.

Mango

Se pasan el año cruzando el Atlántico en aviones desde Sudamérica, pero en otoño se recolectan los que crecen en nuestro país, sobre todo en el sur de la península, y son una maravilla porque además de ricos su precio es mucho más accesible en líneas generales. No hay nadie que pueda resistirse a un mango dulce.

Granada

A los peques de la casa les encantará abrir una granada por la mitad, ver sus coloridos granos rojos y sacarlos dándole golpecitos con una cuchara de madera por fuera de la piel. Luego habrá que convencerles de que los prueben, algo que harán de mejor gusto si los incluyes en ensaladas, tostas o cualquier otro plato que sepas que pueda gustarles.

Pera y manzana

Las juntamos en la misma línea porque van de la mano las dos frutas más clásicas de nuestro entorno. Se disfrutan todo el año, pero es en otoño cuando algunas de las mejores variedades de ambas se pueden disfrutar. Llevaros a los niños de la casa a la frutería y que vean la cantidad de manzanas distintas que existen. Seguro que cada día se animan así a probar una distinta. 

Y no creas que se quedan atrás de las frutas las verduras y hortalizas de otoño, ya que es en esta época del año cuando podemos degustar las mejores calabazas, alcachofas, espinacas y acelgas, entre otras, cultivadas alrededor de la geografía española. Atreveremos a variar y probar todas con vuestros peques. ¡Bon appétit!

Continúa leyendo