Una cena diferente

Hamburguesas que no son de carne para conseguir que los niños coman verdura

No solo hay versiones de pollo, pavo o pescado para no abusar tanto de las carnes rojas, sino que hay fórmulas vegetarianas riquísimas para fomentar el consumo de verduras, cereal y legumbres de forma gustosa entre los niños… y también entre los adultos.

Hamburguesa vegetal
Hamburguesa vegetal (Foto: depositphotos)

Por los motivos que sean, hay platos que llevan “escrita” una sonrisa en ellos cuando llegan a la mesa. Tienen un poder casi mágico de sacar una sonrisa inmediata a la persona que lo va a degustar, y si este es un niño, la sonrisa va acompañada de gestos nerviosos que denotan su enorme alegría. La hamburguesa es probablemente la receta que mejor ejemplifica esta teoría. Sin embargo, con ella chocan varios inconvenientes desde el punto de vista alimentario. Uno de los más preocupantes, que fomenta el abuso de consumo de carne roja y que no suele ir acompañada de verduras porque los peques suelen huir de la lechuga y el tomate. Pero la hamburguesa como concepto es una herramienta magnífica para su educación alimentaria, ya que permite jugar con muchísimas alternativas vegetales muy saludables que incentivarán el consumo de verdura y legumbre entre los peques al mismo tiempo que disfrutan de su plato favorito. 

Son cada vez más los expertos científicos de distintas áreas de la salud los que cuestionan el consumo de carne roja como parte de una alimentación saludable. Hay consenso, de hecho, con la Organización Mundial de la Salud a la cabeza seguida de instituciones nacionales como la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, a la hora de afirmar que este tipo de carne debe consumirse de forma limitada, algo que no cumple la población española en general, como demuestran los últimos datos estadísticos, que afirman que el consumo medio recomendado se supera con creces. Al mismo tiempo, es una realidad que no hace falta acompañar con datos porque se palpa en cualquier hogar con niños, hay un déficit de consumo de verduras y legumbres

Por eso, darle una vuelta a un plato que les gusta tanto solo en los ingredientes puede ser una forma muy efectiva de conseguir cambiar la tendencia. ¿Notan que no son de carne? Por supuesto, porque al paladar, a la vista y al olfato son distintas, pero se acostumbran rápidamente porque están realmente ricas. Y es bueno incluso aprovechar este tipo de comidas para explicarles bien los motivos que las convierten en opciones más saludables. Ellos, poco a poco, se irán quedando con los argumentos en su cabeza, aunque sea a su manera, y eso tendrá beneficios a la larga en su alimentación cuando empiecen a tener cierto control sobre ella.

Hamburguesa vegetariana
Hamburguesa vegetariana (Foto: depositphotos)

Además de cualquier opción elaborada a base de pollo, pavo o distintos tipos de pescados que ayudan a cumplir uno de los objetivos mencionados al comienzo del texto, reducir el consumo de carne roja, existen opciones vegetales fantásticas que combinan verduras y legumbres, además de cereales en algunos casos. Las hay incluso muy rápidas, porque este tipo de “carnes” de hamburguesa son habituales ya preparadas en los estantes de todos los supermercados.  

Pero, como siempre recomendamos cuando hablamos de cocina, lo ideal es cocinar en casa para evitar determinados conservantes que suelen incluir muchas hamburguesas industriales. Y nada mejor que darte tres ejemplos vegetarianos concretos que puedes hacer muy rápido en casa que harán las delicias de los niños.

Hamburguesa de avena y zanahoria

Una opción rápida y rica es mezclar en un recipiente amplio 250 ml de copos de avena con diente de ajo, una cebolla y una o dos zanahorias (depende del tamaño), todo muy picado. A eso se añade una pizca de pimienta, otra de perejil picado, un poco de comino, medio vaso de agua y un chorrito de salsa de soja, y con pan rallado se da la consistencia necesaria a la masa para hacer con ellas hamburguesas individuales. Hay quien utiliza otras especias para condimentarla, así que prueba tus favoritas si estas no lo son.

Hamburguesa de berenjena y arroz

En Internet hay millones opciones de recetas de todo tipo, pero no todas son una garantía. Hay que bucear bien y podrás encontrar versiones como esta hamburguesa vegetal, elaborada a base de berenjenas y arroz. Además, también lleva kale, calabacín, semillas de lino, un huevo, harina de garbanzo -puede ser de avena o pan rallado también- y especias al gusto. Todo, incluido los que puede que no te suenen como el kale, que es una verdura de hoja verde, están disponibles en cualquier supermercado.

Hamburguesa de garbanzos y lentejas

Una opción un poco más compleja, pero también muy saludable es la de hacer la base de la “carne” de la hamburguesa con 400 gramos de garbanzos y otros tantos de lentejas. Antes, se rehoga una cebolleta y cuando esté a punto se añaden 50 gramos de miga de pan, se adereza con con una pizca de comino, pimentón y sal y se deja hasta que se tueste un poco. Se retira del fuego y se añade a la mezcla de la legumbre cuando está esté bien triturada. Además, también se incorpora a la mezcla leche -dos cucharadas- y 150 gramos de queso desmigado, que puede ser del mismo, tipo manchego por ejemplo, o que combine dos tipos. Un huevo es el ingrediente que ayuda a ligar todos los ingredientes mencionados y, después de unos minutos de reposo, esa es la masa que debes trabajar. Pasarla por harina es el truco para darle consistencia a las hamburguesas antes de hacerlas.

De igual modo que puedes elaborar esta mezcla para hacer “carne” de hamburguesa, tienes otras muchas alternativas -de brócoli, de calabacín, de judías, etc.- y, sobre todo, puedes utilizarlas también en otras elaboraciones similares para sustituir la carne picada tradicional como es el caso de las albóndigas.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo