Alimentación saludable

Ideas de meriendas saludables y fáciles de preparar

En Ser Padres hemos recopilado algunas meriendas saludables que son muy fáciles –y rápidas– de preparar. Las hemos testado en casa así que sabemos que ni niños ni adultos podrán resistirse. ¡Tomad nota!

Si el tiempo es la excusa que más nos ponemos a la hora del desayuno, también lo suele ser a la hora de la merienda. La bollería industrial y los bocadillos de embutido siguen siendo opciones habituales para las meriendas de niños (y adultos). Hay más opciones, claro, y no tienen por qué ser menos deliciosas, rápidas o sencillas. Yolanda Anfrons, dietista y fundadora del proyecto Con eSe de Salud, recopiló durante varios años el desayuno de su hija María demostrando que niños y niñas pueden comer de forma saludable; que era fácil si conocíamos unas pautas básicas y nos dejábamos llevar por la imaginación. Sus desayunos sirven perfectamente de inspiración también para las meriendas porque, entre otras cosas, lo dispone todo siempre pensando en el transporte.

A continuación recopilamos algunas meriendas saludables y fáciles de preparar que hemos testado en casa y a las que sabemos que ni niños ni adultos podrán resistirse. ¡Tomad nota!

- Fruta y frutos secos

Ni más ni menos. Plátano, mandarina, kiwi, manzana, fresas… Una o varias frutas enteras o peladas o cortadas a modo de macedonia y un puñado de frutos secos al gusto (machacados si hablamos de niños y niñas de menos de cuatro o cinco años). Para transportar esta fruta podemos utilizar una bolsa pequeña de tela. En el caso de fruta cortada lo ideal es utilizar un táper resistente o un bote reutilizado de cristal. Para los frutos secos, lo mismo. Una idea deliciosa para los frutos secos: tostamos unas cuantas almendras crudas en una sartén “manchada” de aceite de oliva virgen y les añadimos pimentón dulce y un poquito de sal.

- Bocadillo de hummus

Podemos hacer hummus un día a la semana y que aguante varios días después en la nevera, así siempre estará disponible para cuando lo necesitemos. Podemos comprar panes pequeños integrales y hacer con ellos un bocadillo con hummus. Si añadimos un poco de pimentón dulce y unos anacardos triturados el resultado es espectacular.

- Manzana con canela y granola casera

Tan sencillo como cortar una manzana en cuatro trozos, pasarle un limón para evitar al máximo la oxidación y añadirle un poco de canela en polvo. A parte, en un recipiente pequeño añadimos granola casera y listo. Vale, es cierto, esta merienda tiene truco porque requiere que antes tengamos preparada la granola. Nosotros cocinamos grandes tandas un par de días al mes y tenemos siempre a mano. Siempre hacemos esta receta de granola casera saludable

- Bocadillo de crema de cacahuete y plátano

Hoy encontramos en el mercado varias marcas de crema de cacahuete que sólo lleva eso, cacahuete. En pan, con plátano cortado a rodajas, queda absolutamente deliciosa y no puede ser más fácil de preparar.

- Yogur natural con fresas

En casa reciclamos siempre los botes de cristal porque vienen muy bien para transportar comida allá donde vamos. A menudo ponemos una base de fruta cortada en estos botes (por ejemplo, fresas si es temporada) y añadimos encima un yogur natural sin edulcorar. Para decorar unas nueces machacadas y listo. Si contamos con los ingredientes, se tarda dos minutos de reloj en hacerlo.

- Plátano y pan con chocolate 85%

Una merienda rápida: un plátano y un bocadillo pequeño con un par de onzas de chocolate 85%. Es una merienda apetecible, con sabor a nuestra infancia, no tiene nada de complicado y siempre será mejor que un producto altamente azucarado y ultraprocesado.

Diana Oliver

Diana Oliver

Soy periodista freelance especializada en temas de maternidad(es) e infancia. En 2014 me embarqué en un proyecto personal, Tacatá Comunicación, con el objetivo de hacer de la conciliación una realidad. Descubrí que la conciliación no existe. Tengo dos hijos y mucho sueño. Leo y escribo. Escribo y leo. “El tiempo parece menos huidizo cuando dejas constancia escrita de su transcurso” (Carme Riera).

Continúa leyendo