Repostería para las fiestas

Ideas para hacer galletas navideñas de jengibre y otros dulces con esta raíz

Aunque la elaboración dulce típica de estas fechas son las galletas, puedes aprovechar este ingrediente para preparar bizcochos, y también para dar un matiz diferente a postres tradicionales

Dulces de jengibre (Foto: iStock)
Dulces de jengibre (Foto: iStock)

El jengibre es un ensanchamiento de la planta del mismo nombre que en la cocina se utiliza como condimento de muchísimos platos de pescado y carne. Es especialmente valorada en la gastronomía asiática, pero poco a poco ha conquistado el recetario de todo el mundo. 

Curiosamente, pese a tener un sabor potente y muy intenso, la receta que le ha hecho famoso en el mundo occidental es un dulce navideño: las galletas navideñas de jengibre

A continuación te vamos a enseñar a hacerlas por si quieres tener una tarde divertida en familia esta Navidad, y además te vamos a dar dos ideas más para hacer dulces con jengibre y así aprovechar que vas a meter este tubérculo en tu carrito de la compra. Puedes comprarlo en polvo o fresco -se puede congelar-, aunque es recomendable fijarse antes en la receta que vayas a hacer para ver qué formato necesitas.

Las clásicas galletas

Para hacer la famosa receta de galletas de jengibre y canela, puedes seguir diferentes recetas de este clásico anglosajón, pero en todas ellas es básico introducir el jengibre y la canela. Necesitarás 260 gr de harina, 100 gramos de azúcar moreno, 150 gramos de mantequilla, 5 gramos de bicarbonato, una cucharadita de canela en polvo, otra de jengibre molido, sal y un huevo, además de lo que uses para decorarlas al gusto si lo deseas. 

Mezcla la harina tamizada, el azúcar moreno, el bicarbonato, la canela y una pizca de sal; bate el huevo y añádelo. Por último, derrite la mantequilla un poco y aprovéchala para mezclaz y hacer con todos los ingredientes una masa homogénea. Trabaja la masa con las manos, haz una bola, deja que repose una hora en frío y después extiéndela sobre una capa de harina espolvoreada. Con los moldes navideños, haz la forma de las galletas y hornea durante 15-20 minutos a 180 grados sobre una bandeja con papel de horno. Saldrán todavía blandas, y se pondrán crujientes en cuanto se enfríen. 

A esta receta le puedes añadir ralladura de algún cítrico como la naranja o el limón, y también puedes sustituir el azúcar por miel si lo prefieres. 

Otros dulces deliciosos

Una alternativa a las galletas que no es típico de la Navidad pero que está igual de bueno que estas es el bizcocho de jengibre, un dulce muy similar al bizcocho de toda la vida de la abuela en cuanto a apariencia pero cuyo sabor es totalmente novedoso para lo que estamos acostumbrados. Más allá de la receta que decidas seguir, no puede faltar el jengibre fresco rallado, la mantequilla, el azúcar moreno, dos huevos y, sobre todo, especias como el clavo o la nuez moscada, además del bicarbonato de sodio. El resultado si sigues bien lo que marque la receta es el de un bollo superesponjoso con muchísima personalidad. 

Por otro lado, como el jengibre se adapta tan bien a todo tipo de ingredientes, es posible incorporar una pizca a las recetas clásicas de la tarta de limón con merengue y de la cheesecake. No hace falta variar en nada la receta a excepción de que se le ralla una pizca de este tubérculo para que aporte más matices al postre. 

Y por último, si nunca lo has probado, te recomendamos combinar tus postres con unas gominolas de jengibre confitado. Se puede adquirir hecho y va fenomenal con chocolate o postres cítricos, también con helados, pero si lo prefieres, puedes prepararlo de forma casera. Tan solo necesitarás jengibre fresco y pelado finamente con una mandolina o un pelador, azúcar, agua, una pizca de sal y azúcar para rebozar el jengibre una vez confitado. 

Continúa leyendo