Cenas en familia

Ideas para rellenar las empanadillas que encantarán a tus hijos

Estas cinco opciones están tan ricas (o más) que las clásicas de atún o carne picada con salsa de tomate y así no acabaréis aburridos todos de comerlas siempre igual.

Si eres lector o lectora habitual de nuestras piezas sobre nutrición y alimentación no te habrá pillado por sorpresa la polémica de moda que ha saltado estos días por los aires en las redes sociales acerca del consumo de carne roja.

Nosotros tratamos de ofrecer consejos sobre cómo mejorar la dieta de los peques y, entre ellos, insistimos mucho en variar las recetas incluyendo muchas frutas, verduras y demás alimentos de origen vegetal, además de apostar por darle una vuelta a platos que funcionan muy bien con ellos porque les encantan. Un ejemplo son las empanadillas. 

Además de que en son varias las ocasiones en las que te hemos insistido en que puedes hacerlas al horno para que sean más saludables, también habíamos dejado caer en piezas genéricas que puedes variar el relleno para que no sea siempre el mismo, ya sea atún o carne picada con salsa de tomate. Muchas veces industrial esta última, con lo que ello conlleva si la comparamos en términos nutricionales con una salsa de tomate casera. 

Llevábamos tiempo pensando es compartir ideas concretas sobre rellenos que no son habituales para las empanadillas, y ahora que ya hemos acumulado suficientes catas para completar una pequeña selección en la que todos estén ricos, nos lanzamos a ello. Son cinco opciones distintas, y no renunciamos a incluir ningún grupo de alimentos. Te animamos a probarlas y deseamos que sean un éxito en casa:

Veggie

Empezamos por un relleno casero y 100% vegetal. Sofríe una cebolla picada hasta que esté dorada y añade pimiento verde, calabacín, berenjena y puerro (opcional) y póchalo con tranquilidad antes de añadir tomate natural triturado. Deja que suelte el agua y concentre su sabor. Si lo deseas, puedes añadir a la mezcla alguna variedad de setas picadas y también puedes incorporar hierbas al gusto. Con este relleno puedes hacer platos de pasta, acompañar carnes, pescados o un huevo frito y, cómo no, rellenar empanadillas.

Pescado al horno

Hay multitud de opciones para hacer empanadillas de pescado o de marisco. Esta es una de ellas. Necesitarás dos filetes de merluza, cebolla, pimiento verde, salsa de tomate y la masa. Hornea la merluza tal cual, con un chorrito de aceite simplemente y alguna hierba al gusto si lo deseas (eneldo, por ejemplo); prepara un sofrito de verduras e incorpora desmenuzado el pescado al final para acabar rellenando las empanadillas con una mezcla nutritiva y saludable. Hazlas en el horno a 180° hasta que estén doradas. La primera vez que las hicimos es porque seguimos los pasos del blog Cenas para peques, que por cierto también tiene una receta de empanadillas con bechamel de coliflor y pescado muy recomendable

Pollo asado

Esta es una opción ideal para aprovechar lo que sobra del pollo asado, sobre todo si no es mucho. Tanto si asas muslos como un pollo entero, desmiga las sobras antes de congelarlas. Puedes usarlas para unos tallarines con verduras, pizza y también para unas empanadillas que estarán riquísimas. Para darles más sabor y enriquecerlas nutricionalmente, podéis pochar unas verduras al gusto y añadir el pollo en el último momento ante de rellenar las empanadillas. 

Lacón, manzana y queso de tetilla

Hay mezclas que cuando están ricas dan ganas de aprovecharlas en todo tipo de elaboraciones. Y esto es lo que nos pasa con el lacón y el queso de tetilla. En tortilla francesa están de muerte, pero espérate a probarlas en empanadilla y verás que también están para chuparse los dedos. Además, te recomendamos ponerle un poquito de manzana para aportarle un matiz distinto y, al mismo tiempo, un ingrediente saludable a la receta. Puede ir todo en crudo o puedes saltear la manzana y luego añadir el queso y el lacón en crudo antes de freír u hornear.

Chocolate y avellanas

¿Quién ha dicho que las empanadillas no pueden ser un dulce? Son un éxito en muchos hogares las de manzana y canela pero no le van a la zaga las de chocolate y avellanas. Hace poco probamos esta versión de Nestlé y no hace falta que os compliquéis más porque os aseguramos que van a ser un éxito. ¡Buen provecho! 

Continúa leyendo