Alivio natural

Infusiones que pueden ayudarte a sentir mejor

Algunas pueden ayudarnos a conciliar el sueño, a tener una mejor digestión, a relajarnos… pero, cuidado, no todas son recomendables para todos los organismos. Es importante conocer bien sus efectos para así poder evitarlas si se sufren determinadas patologías o si se está embarazada o en periodo de lactancia.

Infusiones
Infusiones (Foto: iStock)

Para combatir el insomnio, para ayudar contra la hinchazón abdominal, para aliviar los síntomas del resfriado… son muchos los aspectos en los que pueden ayudarte las infusiones. No son medicamentos -de hecho es un grave error considerarlos como tal- pero eso no significa que no puedan servirte para que te sientas mejor. Eso sí, es importante siempre tener en cuenta si se sufren determinadas patologías para las que muchas plantas están contraindicadas, del mismo modo que hay que evitar muchas de ellas si se está embarazada o en periodo de lactancia porque no todas son aptas para este periodo ya que pueden tener efectos secundarios negativos en el feto. Ante la duda, lo mejor es siempre consultar a los médicos, ya que serán ellos quienes mejor podrán aconsejarte sobre las sustancias que debes evitar para ni tú ni el bebé se vea afectado.

Dicho esto, vamos a recomendarte algunas infusiones que en determinados momentos pueden salvarte de una mala digestión, de una abundante congestión nasal o de unos incómodos gases.

Para el resfriado

La medicación recetada por tu doctor de cabecera será la que te hará acabar con el resfriado pero puedes complementarla con determinadas infusiones que te ayudarán a llevar mejor los síntomas. Por ejemplo, puede aliviarte la irritación de garganta y descongestionar las fosas nasales probar con infusiones a base de tomillo, malva, jengibre, eucalipto o salvia.

Pueden calmar episodios de tos, desinflamar, dejar las vías respiratorias algo más despejadas y acabar con el malestar propio de este tipo de dolencias.

Para dormir mejor

Infusión de Cupper
Infusión de Cupper

El insomnio es uno de los silenciosos problemas que sufren muchas personas. Hay muchas fórmulas de tratar de combatirlo para intentar dormir mejor y una de ellas es la de prepararse una infusión que ayude a relajarse y conciliar el sueño. Hay muchas en el mercado y la mayoría de ellas contienen en sus formulaciones manzanilla, lavanda, valeriana, tila, pasiflora o una combinación de algunas de estas plantas. Te ayudarán a reducir la ansiedad y el estrés y, por tanto, a relajarte. 

Para eliminar los gases

La sensación de pesadez e hinchazón es una de las más incómodas. Por eso muchas personas recurren a las infusiones como remedio casero para tratar de acabar con estas molestias que aparecen como consecuencia de las digestiones pesadas. El poleo blanco, el comino, el jengibre, el anís, el boldo y el cardamomo suelen ser las más efectivas cuando el objetivo es encontrarse más ligero. 

Para no retener líquidos

No existe una fórmula mágica para evitar retener líquidos porque esto puede producirse por muchos motivos -no llevar una alimentación saludable puede ser uno de ellos- pero sí que se puede ayudar a desintoxicar un poco de modo que se pueda uno sentir mejor. En este sentido los tés y las infusiones pueden ser de gran ayuda. El té verde, el hinojo, el diente de león o la flor de Jamaica son algunos ejemplos que puedes probar. 

Para acabar con el estreñimiento

Si tienes problemas de estreñimiento, uno de los remedios caseros para acudir con mayor regularidad al baño es el de tomar una infusión tras las comidas o por las mañanas. Si lleva plantas como el arraclán o la zaragatona puede serte de gran ayuda. 

Continúa leyendo