La alimentación más sana

Las claves de la dieta mediterránea

Pescados, aceite de oliva, cereales y legumbres son los pilares básicos de la dieta mediterránea. Eso sí, de poco sirven si no se hace ejercicio.

También te puede interesar: La dieta mediterránea, Patrimonio de la Humanidad
¿Quieres conocer los elementos clave de la dieta mediterránea? ¡Mira nuestra galería!

La alimentación mediterránea se basa en los productos frescos y de temporada. Si la materia prima es fresca y de calidad no tiene sentido anular su aroma y su sabor con pesadas salsas o condimentos. En la dieta mediterránea abundan los platos a la plancha o hervidos, sobre todo pescados azules, verduras y hortalizas de temporada, y solo de forma ocasional, carnes.

Cuando sometemos a un alimento a frituras o guisos, no solo perdemos gran parte de su sabor, también dejamos en el camino muchos de sus nutrientes. Por ello, siempre que sea posible debemos decantarnos por los hervidos, salteados o a la plancha, y mejor si quedan al dente que pasados.

No te olvides de los alimentos crudos

Las frutas y hortalizas crudas también tienen una gran importancia. En el caso de la fruta, las que más se han cultivado y consumido tradicionalmente en la zona mediterránea son los cítricos. El postre tradicional, de siempre, ha sido fruta. Y es una costumbre que no deberíamos abandonar.

Las verduras y hortalizas se consumen crudas en ensaladas. Lechuga, pimiento, cebolla, ajo, berenjena… se combinan de mil formas con distintos tipos de quesos y frutos secos. Y como colofón, un aliño con limón y el omnipresente aceite de oliva. Vitaminas, minerales, fibra, calcio, omega 3… Color, sabor y salud en un solo plato.

La dieta mediterránea también es ejercicio

Beneficiarse de la salud del Mediterráneo es mucho más que tomar aceite de oliva. Debido al clima, la vida de sus habitantes tradicionalmente transcurría en gran parte al aire libre. El modo de subsistencia era la agricultura y la ganadería, y el tiempo de ocio se empleaba en conversar tranquilamente con los vecinos en la puerta de casa.

Mantener el estilo de nuestros antepasados, con el ritmo de vida actual, es sumamente difícil. Pero el camino no pasa solo por utilizar aceite de oliva o comer mucho pescado. Hacer deporte con moderación o comer más veces al día, pero menos cantidad, son costumbres que no hemos de perder.

¿Te gusta cocinar? En nuestro Buscador de Recetas encontrarás buscando por ingrediente un montón de ricas ideas paso a paso. ¡No te las pierdas!

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS