Recetas fáciles

Muffins para bebés que acaban de iniciarse en la alimentación complementaria

Disfrutar de la comida no está reñido ni con las limitaciones por la edad ni con hábitos de vida saludables, y no hay mejor demostración de ello que esta selección de recetas de muffins aptos para los más pequeños, con opciones para todos los gustos y circunstancias, incluidos aquellos peques que todavía no hayan probado el huevo.

Muffins para niños (Foto: depositphotos)
Muffins para niños (Foto: depositphotos)

A partir de los seis meses, es el momento recomendado por los expertos sanitarios para iniciar la alimentación complementaria en los bebés. Seguir sus pautas es fundamental, tanto en el orden de los alimentos como en la forma de introducirlos, de forma que se pueda apreciar si aparece alguna alergia o intolerancia a qué ingrediente se debe. No es momento, en realidad nunca lo es, de iniciarles en productos alimenticios que lleven edulcorantes, ni aunque estas sean recetas de elaboración casera. Afortunadamente, internet esconde muchas maravillas, entre otras cosas infinidad de opciones para los amantes de la cocina. También algunas recetas de muffins para bebés ideales. 

Nosotras, tras bucear en la red y probar después en casa, hemos seleccionado siete opciones que hemos dividido en tres bloques: un par de opciones para bebés muy pequeños a los que todavía no se le ha introducido el huevoen su dieta; cuatro opciones más ya sí con huevo incorporado en la receta pero también sin azúcar, y una última sorpresa final en forma de muffin salado supersaludable y muy rico. 

Sencillos y deliciosos

Dentro de la primera opción, la más difícil de encontrar recetas de calidad porque un muffin sin huevo es mucho más difícil de conseguir que quede rica y jugosa, no falla el recetario de Alma Obregón, que hace unos muffins con puré de manzana -asando previamente la fruta y pasándola por el pasapuré- y plátano que no necesitan ningún tipo de edulcorante para estar deliciosos.

También muy ricos, en la misma línea que los de la famosa repostera, sin azúcar ni huevo, y muy distintos en cuanto al sabor, son estos muffins de zanahoria cuyo proceso puedes seguir al detalle en este vídeo de Youtube.

Con huevo

Más opciones variadas y exitosas puedes encontrar aptas para bebés un poquito más mayores, que ya hayan probado el huevo y no presenten alergias a él. Esto antes se hacía más tarde que ahora, ya que son muchos los pediatras que empiezan a recomendarlo introducirlo antes porque hay estudios que avalan la teoría de que hay menos posibilidades de sufrir alergias cuando se prueba pronto el alimento que puede provocarla. En cualquier caso, no cocines estos muffins en casa hasta que no hayas introducido el huevo a tu pequeño. 

Hemos seleccionado en concreto tres recetas de muffins para bebés con huevo y sin edulcorantes: la primera tiene a la avena, la chía y la manzana como grandes protagonistas; la segunda es una versión hecha con arándanos como fruta principal a la que se puede añadir azúcar pero si es para bebés es mejor no hacerlo -esto último lo especificamos nosotras, que los hemos probado sin ella además y están muy buenos-; una tercera receta que es garantía de éxito es la que mezcla la misma fruta, los arándanos, con los plátanos, que endulzan de forma natural, sin recurrir al azúcar.

Por último, una opción que nada tiene que ver con las anteriores salvo en que también es dulce es esta receta de muffins de calabaza en la que los dátiles hacen el papel de edulcorante natural. Los dátiles, por cierto, para que se ablanden basta con humederlos en agua.

Salados

Más allá de estas seis opciones compatibles con la alimentación complementaria de los bebés y que cumplen también el objetivo de evitar edulcorantes, hemos recuperado una última recomendación en forma de sorpresa final: ¡unos muffins salados! Están hechos con verduras y merluza como ingredientes principales, y son una recomendación excelente del equipo de Futurlife21 apta para toda la familia, no solo para los bebés.

No puedes poner excusas ni decir que no hay ideas buenas para conquistar a tu peque sin necesidad de introducirle en el universo de los edulcorantes. ¡Manos a la obra y a darle caña al horno, que sirve para mucho más que guardar las sartenes!

Continúa leyendo