Curiosidades alimentarias

¿Pueden los niños comer sushi?

El sushi puede convertirse en un alimento muy versátil que acabe gustando muchísimo a los más pequeños de la casa. Sin embargo, dado que algunas variedades se elaboran con pescado crudo, es necesario tener en cuenta algunas pautas de seguridad básicas, especialmente a la hora de evitar riesgos innecesarios.

Es habitual pensar que el sushi no es más que pescado crudo, cuando originalmente el sushi consiste en arroz con vinagre, el cual es recubierto con otros ingredientes. Es más, si nos referimos únicamente a pescado crudo, el término más correcto sería sashimi, el cual se trata únicamente de rodajas o láminas de pescado crudo (sin arroz).

Sea como fuere, se trata de un plato originario de Japón, donde consistía en un pescado fermentado con arroz y conservado en sal, convirtiéndose así en un plato básico del país durante mil años, hasta el conocido como Período Edo, cuando finalmente se desarrolló el sushi contemporáneo (es decir, tal y como lo concebimos hoy en día).

De hecho, la palabra “sushi” significa “es agrio”, lo que sería un fiel reflejo de los orígenes del sushi, cuando originalmente el pescado era conservado en sal (con o sin arroz). Aunque es cierto que el sushi tradicional tardó un poco más en prepararse, debido fundamentalmente a los pasos de fermentación necesarios.

A medida que el sushi sigue ganando popularidad en nuestro país, hasta el punto de encontrarnos con una amplia variedad de restaurantes especializados e incluso servicios de comida rápida (pudiendo encontrarlos en hipermercados y supermercados como una opción más para consumo), es normal que muchos padres se pregunten si es seguro que los niños, pequeños y mayores, puedan comer sushi. Y, si es así, cuándo pueden empezar a introducirlo de manera segura.

Por lo general, debemos tener en cuenta que en realidad existen distintas variedades y tipos de sushi, por lo que mientras que en una determinada preparación podemos encontrarnos con que se ha utilizado pescado magro en su elaboración, en otros casos es posible encontrar únicamente algunos vegetales o frutas (como el aguacate).

En ambos casos, no hay duda que el sushi puede convertirse en una opción muy nutritiva y saludable, ya que pueden ser una gran fuente de grasas saludables (como por ejemplo los ácidos grasos omega-3) y vitaminas. Pero, como ocurre con cualquier pescado y marisco, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones de seguridad básicas, antes de ofrecérselo al niño.

Evitando el pescado y marisco crudo

La principal preocupación de que un niño consuma pescado crudo tiene relación con que so particularmente susceptibles a los parásitos, gusanos y bacterias que se pueden encontrar en este tipo de alimento, el cual no ha sufrido ningún tipo de cocción, necesaria para su total y completa destrucción.

Por tanto, incluso aunque el niño sea ya mayor, el sushi con pescado crudo se considera como el más peligroso para comer, debido a que es más probable que esté contaminado, pudiendo conllevar una serie de riesgos potencialmente más elevados de intoxicaciones alimentarias y enfermedades transmitidas por los alimentos.

De ahí que sea imprescindible optar únicamente por sushi elaborado con pescado cocinado, o bien por otro tipo de preparaciones de sushi en las que no se incluya el pescado crudo (como los sushis vegetales de aguacate y cangrejo, de langostinos cocidos o de tortilla).

Limitando el sushi a pescados con bajo contenido en mercurio

Sushi vegetariano
Foto: Istock

Es aconsejable limitar el consumo de atún y otros pescados con alto contenido de mercurio (como es el caso del pez espada, tiburón, caballa o lubina) a no más de 60 gramos por semana.

Además, también es recomendable evitar ciertos tipos de sushi que contienen atún rojo, ya que este tipo de pescado se caracteriza precisamente por tener una mayor cantidad de mercurio.

Optando por preparaciones vegetarianas

Aunque el niño consuma pescado, en el caso del sushi es particularmente aconsejable evitar el pescado y marisco crudos, por lo que sería más recomendable optar por tempura o, bien, por aquellas preparaciones que incluyan pescado cocido o empanado.

A su vez, también es posible optar por preparaciones vegetarianas, que se encuentran disponibles en la mayoría de restaurantes especialistas en sushi. Además de deliciosas, destacan igualmente por ser muy nutritivas.

Por ejemplo, es muy popular el sushi preparado con alga nori y aguacate, o el elaborado con pepino y cangrejo.

Por tanto, en caso de que deseemos disfrutar de una velada agradable con nuestros hijos en un restaurante japonés, no olvides que siempre existen distintas opciones disponibles que permitirán que, los pequeños, puedan también deleitarse con todo el sabor del mejor sushi.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo