Purés de verduras diferentes para que no se aburran

Te proponemos cinco recetas saludables, ricas y muy nutritivas inspiradas en propuestas de cocineros y nutricionistas que triunfan en las redes sociales.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

Con los purés de verduras no suele haber término medio: o gustan mucho o se aborrecen. En esto último tiene mucho que ver el hecho de que siempre se hagan las mismas dos o tres recetas. La crema de calabacín de siempre, con quesitos, que está muy rica hasta que te la ponen en la mesa cada semana, o el típico puré de verduras clásico, también rico pero poco estimulante.

En los peques, en general, las cremas funcionan bien. Son un recurso ideal para que tomen verdura, pero también es posible que se cansen de ellos si no variamos recetas desde que son pequeños. No será porque no tenemos opciones a mano para ello. Y más desde que existen las redes sociales, donde cocineros, cocineras y nutricionistas comparten recetas saludables a menudo. 

Son una fuente de inspiración inagotable, sobre todo cuando se buscan nuevas ideas, que es justo el objetivo de esta pieza: mostrarte ideas de cremas de verduras diferentes a las habituales hechas con ingredientes habituales en las cocinas. Aquí tienes cinco ejemplos riquísimos.

Crema de maíz

Mereva Gillioz propone una crema de maíz completamente vegetal que os va a gustar mucho en casa porque este cereal tiene un matiz dulce muy marcado en su sabor que le diferencia de todos los demás. Combina tres tazas de maíz crudo (puede ser congelado), con dos cucharadas de piñones sin sal ni tostas, una taza y media de bebida de almendras y media de agua mineral, un chorrito de zumo de limón, dos cucharadas de vinagre de manzana, tres de aove, una de cebolla en polvo, media de ajo en polvo, una pizca de pimiento amarillo o rojo, dos cucharadas de miso, una pizca de jenjibre en polvo y otra de cúrcuma.  

Lo sorprendente es que salvo los piñones, todos los ingredientes se quedan en crudo por lo que conservan todos sus nutrientes. Y es una crema que se sirve fría, por lo que es ideal para los meses cálidos.

Crema de guisantes, albahaca y jengibre

El chef Juan Llorca, que además de divulgar recetas saludables es el cocinero de una escuela Montessori, por lo que sabe cómo conquistar a los peques, propone una crema de guisantes, albahaca y jengibre, una combinación diferente muy nutritiva. 

450 gramos de guisantes, una cebolla, un puerro, un cuarto de apio, un trozo de jengibre, dos ajos, dos patatas, un puñado de albahaca fresca, aove, sal, pimienta y un litro de agua es la lista de ingredientes de esta receta original de la que tienes el paso a paso aquí.

Crema de calabaza y cebolla asada

De la crema de calabaza hay muchísimas versiones: la típica se hace con patata como segundo ingrediente, pero también se puede hacer con manzana y especies, más nutritiva, o con cebolla asada, que es la forma original que propone la cocinera Marta Verona. ¡Es superfácil de hacer!

Necesitarás una calabaza normal, 1 cebolla, 1 patata y un 1 diente de ajo solamente. Todo va asado en una bandeja de horno y posteriormente triturado junto a caldo de verduras o leche en función de los gustos hasta que adquiera consistencia. Para completar, ella propone hacer picatostes vegetales con zanahoria y coliflor cortados en dados finos.

Crema de brócoli y almendras

Otra propuesta de puré de verduras muy diferente a lo habitual es esta crema de brócoli y almendras de Rosa Arnau. 

Para hacerla, necesitas los siguientes ingredientes: 2 brócolis (incluido su tallo), 1 cebolla blanca grande, 1 puerro hermoso, tres cucharadas de 3 de almendras molidas o laminadas, 1 diente de ajo laminado, 4 tazas de caldo de verduras o agua, una pizca de pimienta, aove y toppings al gusto. Ella pone también queso azul, que le aporta un toque ideal, pero no a todos los gustos les gusta el queso fuerte, así que podéis servirlo con otro topping al gusto de vuestros hijos.

Crema de verduras con jamón

La clásica crema de verduras pero con un toque especial gracias al jamón y un puñado de piñones.  Puerro o cebolla, zanahoria, brócoli, espinacas y jengibre natural todo hervido y triturado. Lo bueno de esta crema es que puede tomarse tanto en frío como en caliente.  

 

También te puede interesar:
Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo