Snacks para niños

¿Qué tipo de snacks pueden comer los niños?

¿Quién dijo que todos los snacks son poco saludables? Hay un montón de snacks saludables que podemos dar a nuestros hijos (desde el inicio de la alimentación complementaria) y que son muy nutritivos. Te damos varias opciones.

Si a tus hijos les gustan los snacks es importante que elijas bien cuál echar al carro de la compra. Aunque ya son muchos los que existen en el mercado, solo algunos se pueden considerar saludables al 100% para su delicada salud. Algunos, incluso, son revolucionarios y suponen un auténtica novedad para el mundo de la alimentación infantil y ecológica, y sin añadidos desde el inicio.

Snacks libres de sales y azúcares añadidos

Los pediatras insisten en no poner ningún tipo de restricción a la hora de incluir alimentos en la dieta de los bebés. De hecho, afirman que a partir de los seis meses se pueden comenzar a introducir los alimentos con más riesgo de alergia (fruto seco, leche, fruta,...) siempre correctamente procesados para evitar atragantamientos, a fin de descubrir si el pequeño tiene alguna alergia que haya que tratar desde el principio.

Por eso, cualquier tipo de alimento sano se puede convertir en un snack saludable: un trozo de fruta, una galleta casera blandita, algo de verdura, un yogur natural,...

Pero, sabemos que los padres muchas veces no tienen el tiempo suficiente para preparar según qué platos y, por eso, existen algunas marcas en el mercado que venden diferentes snacks completamente saludables para niños. Son muy fáciles de encontrar y a ellos el sabor les encanta. Y nosotros podemos estar tranquilo porque lo que se están llevando a la boca no es perjudicial para su salud.

Lista de snacks saludables para niños

Aquí os dejamos una larga lista de snacks saludables para que los niños piquen entre horas sin temer por sus niveles de salud:

  • Sticks de zanahoria, puerro o brócoli
  • Brochetas de fruta (si le cuesta comer fruta, puedes probar con una presentación que le llame la atención)
  • Gusanitos caseros (hechos al horno)
  • Galletas caseras de avena y chocolate
  • Rollitos caseros de salmón y queso para untar
  • Polos caseros (estos son sus preferidos y son una fuente perfecta de fruta): para hacerlos basta con hacer un batido de fruta, montar en una heladera y llevar unas horas al congelador. ¡Éxito asegurado!
  • Muffins o magdalenas saludables: aquí tenéis diferentes recetas para hacerlos en casa

Además, en este enlace encontrarás más de 30 cenas sanas para niños.

Y en este otro artículo, un montón de posibilidades saludables para las meriendas infantiles.

Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo