Recetas de postres

Tarta de galletas y chocolate: receta ideal para el cumpleaños de los más pequeños

¿Necesitas ayuda para elaborar una tarta sencilla para el cumpleaños de tu hijo? Te proponemos dos recetas para hacer la mejor tarta de galletas y chocolate: con nata montada y con natillas. ¡Deliciosas!

La tarta de galletas y chocolate es considerada posiblemente una de las recetas más tradicionales y clásicas que existen a la hora de preparar un cumpleaños para los más pequeños de la casa, no solo porque se elabora fácilmente (incluso con su ayuda), sino porque es tan deliciosa como exquisita.

El sabor y la textura suaves de la galleta se combinan a la perfección con el ligero amargor del chocolate. Por este motivo se convierte en una de las tartas favoritas de los niños. Pero no solo eso, la posibilidad de añadir otros ingredientes dulces a la mezcla hacen que, también, sea una opción única para los adultos.

Aunque existen diferentes recetas de una misma tarta original, lo cierto es que se trata de una preparación tan maravillosamente versátil que es posible elaborarla con una amplia variedad de ingredientes básicos.

Por ejemplo, es posible optar por una receta básica consiste únicamente en chocolate, galletas y mantequilla, a la que es posible añadir nata montada para agregar en diferentes capas. O incluso sustituir la nata montada por una exquisita capa de natillas.

Precisamente por las diferentes opciones disponibles, en esta ocasión vamos a descubrirte dos recetas distintas, pero deliciosas, con las que aprenderás a hacer la tradicional tarta de galletas y chocolate de siempre (efectivamente, la que elaboraban nuestras abuelas en casa).

Receta de tarta de galletas, chocolate y nata montada

Ingredientes:

  • 8 cucharadas de chocolate a la taza
  • 1 litro de leche + para remojar las galletas
  • 2 paquetes de galletas tostadas
  • 1 bote de nata para montar
  • Azúcar (al gusto)

Elaboración:

Comenzaremos elaborando el chocolate a la taza. Para ello, vertemos un litro de leche en una cacerola al fuego, y disolvemos el chocolate a la taza en él. Mezclamos bien, y dejamos que la leche hierva. Luego, bajamos el fuego un poco y continuamos removiendo hasta conseguir el espesor deseado (es conveniente que se espese lo suficiente como para poder agregar en capas, pero sin ser líquida). Reservamos hasta que se enfríe completamente.

Una vez se haya enfriado el chocolate, podemos proceder a montar la nata. Para ello, enfriamos un cuenco grande de cristal en la nevera, vertemos la nata montada, añadimos azúcar al gusto y una pizca de nata, y empezamos a montarlas con la ayuda de una batidora eléctrica. 

Seguidamente, una vez montada la nata, colocamos un poco de leche en un plato hondo, y tomamos un molde rectangular.

Cómo hacer tarta de galletas y chocolate
Foto: Istock

Hacemos una primera capa remojando las galletas en la leche, lo suficiente para que se empapen, pero no tanto para que se rompan. Así, añadimos las galletas remojadas en leche, hasta formar una primera capa. 

Luego, añadimos el chocolate para formar una segunda capa, y continuamos con una nueva capa de galletas remojadas en leche. Continuamos con una capa de nata montada, y proseguimos con una nueva capa de galletas remojadas en leche.

Para finalizar, terminamos con una nueva capa de chocolate a la taza. Reservamos en la nevera hasta el momento de servirla.

Receta de tarta de galletas, chocolate y natillas

Ingredientes:

  • 8 cucharadas de chocolate a la taza
  • 1 litro de leche (para el chocolate) + 1 litro de leche (para las natillas)
  • 2 paquetes de galletas tostadas
  • ½ sobre de natillas
  • 8 cucharadas de azúcar

Elaboración:

Comenzaremos elaborando el chocolate a la taza. Para ello, vertemos un litro de leche en una cacerola al fuego, añadimos el chocolate a la taza, y removemos bien hasta que empiece a hervir. Luego, rebajamos un poco el fuego, añadimos el azúcar y continuamos removiendo hasta que espese. Una vez haya adquirido el espesor ideal, reservamos fuera del fuego.

Ahora le toca el turno a las natillas. Para ello, reservamos un vaso de leche y vertemos el resto en una cacerola al fuego junto con 4 cucharadas de azúcar. Agregamos en el vaso de leche el preparado para natillas, y disolvemos por completo. Cuando la leche empiece a hervir, añadimos lentamente el preparado de natillas y leche, y removemos lentamente, hasta que espese. Reservamos y dejamos enfriar.

Tomamos un molde rectangular. Añadimos un poco de leche en un plato hondo, y remojamos las galletas en ella para formar una primera capa de galletas remojadas en leche.

Seguimos con una capa de chocolate a la taza, y continuamos con una nueva capa de galletas remojadas en leche. Seguidamente, añadimos una capa de natillas, y continuamos con una nueva capa de galletas. Nuevamente, añadimos una capa de natillas, seguimos con otra capa de galletas y, para terminar, añadimos una nueva capa de chocolate a la taza.

Si lo deseas, en mi caso mi abuela tenía por costumbre terminar la preparación espolvoreando coco rallado por encima de la última capa de chocolate a la taza. Y el resultado era tan exquisito como aromático. ¡A disfrutar!

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo