Recetas nutritivas

Tortitas de trigo sarraceno (alforfón): 3 recetas nutritivas

El trigo sarraceno es un alimento nutritivo ideal por su alto contenido en fibra y porque no contiene gluten. Además, es tan versátil que puede prepararse de muy diferentes maneras, desde papillas a tortitas, tan esponjosas como exquisitas.

El trigo sarraceno es un alimento nutritivo simplemente maravilloso. De hecho, ¿sabías que, originalmente, el también conocido como alforfón no es en realidad un cereal? Se trata, para ser precisos, de una semilla de pequeño tamaño, relacionada con el ruibarbo, y que habitualmente es conocido como un pseudocereal (de la misma manera que la quínoa).

Es tan rico en nutrientes que se convierte en una opción excelente para la alimentación de grandes y pequeños.

Por ejemplo, sorprende principalmente por su elevado contenido en fibra, ideal por tanto para prevenir el estreñimiento entre los más pequeños de la casa, un trastorno muy común especialmente cuando se introducen los cereales o se llevan a cabo cambios en la dieta, como cuando se empieza con la alimentación complementaria.

Además, se caracteriza por ser un alimento suave y tremendamente versátil, cuyo sabor gusta mucho a bebés y niños. No tanto su textura, en especial cuando pasan por esa fase en la que no soportan muchos trozos, aunque para estos casos la solución es batirlo bien -en forma de papillas o porridges- para que la preparación quede lo más suave posible.

Cómo hacer tortitas de trigo sarraceno

Receta de tortitas de trigo sarraceno
Foto: Istock

Ingredientes: 1 taza de harina de trigo sarraceno, 1 cucharadita de levadura en polvo, 2 huevos ligeramente batidos, ½ taza de bebida vegetal, ¾ taza de puré de manzana sin azúcar y 1 cucharadita de canela molida.

Elaboración:

En un cuenco grande pon el trigo sarraceno y la levadura, y mezcla bien hasta que ambos ingredientes se combinen. En otro cuenco grande vierte los huevos y bátelos ligeramente. Luego añade la bebida vegetal, el puré de manzana y la cucharadita de canela molida, y mezcla bien. Finalmente, añade esta mezcla a la combinación de harina y levadura, y mezcla bien hasta que no queden grumos.

Calienta una sartén antiadherente a fuego medio. Cubre con un poco de mantequilla, y vierte un poco de masa. Deja que se cocine entre 3 a 4 minutos, o hasta que empiecen a aparecer burbujas en la parte superior. Da la vuelta con cuidado, y cocina por el otro lado. Haz lo mismo por tandas, hasta que acabes con toda la masa.

Tortitas de trigo sarraceno sin huevo

Receta de tortitas de trigo sarraceno sin huevo
Foto: Istock

Ingredientes: 1 taza de harina de trigo sarraceno, 1 cucharadita de levadura en polvo, 2 cucharadas de semillas de chía o linaza, ½ taza de bebida vegetal, ¾ taza de puré de manzana sin azúcar y 1 cucharadita de canela molida.

Elaboración:

Pon la levadura y la harina de trigo sarraceno en un cuenco grande, y mezcla bien. En otro cuenco pon todos los ingredientes líquidos, y bate bien. Añade las semillas de chía o de linaza. Finalmente, une todos los ingredientes, y mezcla bien hasta que la masa quede lo más suave posible, sin grumos. Dado que en esta ocasión utilizamos semillas de chía o de linaza en lugar de huevos, debemos dejar reposar la masa durante al menos 5 minutos, antes de proceder a cocinarla. Incluso si es necesario, puedes añadir un poco más de bebida vegetal para conseguir una consistencia de tortitas.

Calienta una sartén antiadherente y, cuando esté caliente, extiende la masa finamente. Deja que se cocine durante 3 a 4 minutos, o hasta que empiecen a aparecer burbujas en la parte superior. Dale la vuelta con cuidado de no romperla, y cocínala por el otro lado hasta que esté bien cocido. Continúa hasta acabar con toda la masa.

Tortitas de trigo sarraceno y plátano

Receta de Tortitas de trigo sarraceno  y platano
Foto: Istock

Ingredientes: 2 plátanos maduros, 1 taza de harina de trigo sarraceno, 1 cucharadita de levadura en polvo, 1 cucharadita de canela molida, ¼ taza de arándanos y 1 cucharadita de aceite de oliva o de mantequilla.

En un cuenco grande pon la harina y la levadura, y mezcla bien. Pela los plátanos y tritúralos bien. Añade la mezcla de harina y levadura, la canela molida. Añade los arándanos y remueve bien.

Calienta una sartén antiadherente a fuego alto. Añade un poco de aceite de oliva o de mantequilla. Luego reduce a fuego medio y añade un poco de la masa. Cocina por un lado durante 3-4 minutos, o hasta que se formen burbujas, y luego dale la vuelta con cuidado hasta conseguir que se cocine también por el otro lado. Haz lo mismo con el resto de la masa, hasta acabar.

Christian Pérez

Christian Pérez

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

Continúa leyendo