Hidratación

Una buena hidratación es fundamental para una buena salud

La época del año es indiferente a la hora de mantenernos hidratados, una acción de vital importancia para nuestra salud.

Acaba de pasar el verano y ya nos hemos olvidado de las olas de calor que hemos sufrido, han comenzado a bajar las temperaturas y parece que el hecho de no tener sed disminuye la necesidad de ingerir líquidos. Pero no es cierto.
Es necesario concienciar de la importancia de beber líquidos no solo en la época de más calor, sino a lo largo de todo el año.

La doctora Inmaculada Bautista, experta en Nutrición, colaboradora de Investigación del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y profesora asociada de dicha universidad, afirma que "en todas las edades, pero en especial durante la infancia, el embarazo, la lactancia y la edad avanzada, se debe informar tanto de las cantidades como de las fuentes de los líquidos que deben ingerirse, algo que en la práctica no ocurre". El riesgo de no tener los conocimientos adecuados sobre la hidratación hace que, además, aumenten las malinterpretaciones y los mitos en este campo.

A los papás conductores también hay que leernos la cartilla, no importa solamente que nuestro hijo tenga la mejor sillita para el coche o que cumplamos con todas las normativas de viaje, una hidratación insuficiente hace que disminuya nuestra atención al volante y que se reduzca también el rendimiento cognitivo durante la conducción por lo que concluimos que conducir de este modo aumenta el riesgo de sufrir algún tipo de percance.

¿Cómo conseguir una hidratación adecuada?

Los consejos prácticos para mantenernos adecuadamente hidratados son sencillos: beber en cada comida, pero también entre las mismas, ingerir frutas y verduras con alto contenido en agua, beber aunque no se tenga sensación de sed, y tener siempre a mano una botella con agua u otra bebida.

Además, la temperatura del líquido que se bebe también es muy importante: hay que intentar que estén a temperatura ambiente ya que los muy calientes o muy fríos hacen que se beba en menor medida.

Importancia del balance hídrico

La hidratación, poco a poco, comienza a conseguir la importancia que siempre debería de haber tenido ya que igual de importante es tener un equilibrio energético, como un correcto equilibrio hídrico, y ambos conceptos están muy relacionados.

El balance o equilibrio hídrico es lo mismo que tener un correcto estado de hidratación, y este está relacionado con un mejor rendimiento cognitivo, laboral, escolar y deportivo según diferentes estudios científicos. Mientras que una pérdida de agua corporal del 1% se puede compensar en las siguientes 24 horas, pérdidas superiores y hasta del 10% pueden llegar a tener consecuencias graves en el organismo.

No debemos olvidar que la elección de bebidas debe hacerse siempre de acuerdo con el nivel de actividad y el estilo de vida de cada uno, además, según la doctora Bautista, "la palatabilidad de las bebidas ayuda a mejorar los niveles de hidratación, de hecho, son varios los estudios que muestran que tanto niños como adultos consumen hasta un 50% más de líquido cuando éste tiene algún tipo de sabor".

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}