Pizza 4 quesos

¡Aprende a hacer una deliciosa pizza 4 quesos con esta receta!

Probablemente sois muchos los que os consideráis amantes del queso. Este alimento, tan presente en nuestra dieta mediterránea, es una valiosa fuente de calcio, proteínas, grasas y vitaminas.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 300gr de harina de fuerza
  • 200ml de agua templada
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita de sal
  • 10gr de levadura fresca 

Para la pizza:

  • 150gr de salsa de tomate casera
  • 100gr de mozzarella
  • 50gr de queso azul
  • 100gr de queso provolone
  • 100gr de queso parmesano rallado
  • Orégano

Categoría

Celebraciones

Ingrediente Principal

Queso

Sin huevo

Paso a Paso:

  1. El primer paso será disolver la levadura en el agua. A continuación, preparamos un bol en el que añadiremos la disolución de la levadura junto con la harina, la sal y el aceite. Con todos los ingredientes en el recipiente, los mezclamos hasta que queden completamente integrados.
  2. A continuación, enharinamos una encimera y colocamos la masa sobre ella. Amasamos una y otra vez, con energía, hasta obtener una masa homogénea y fina que no se pegue. Además, debe dejar de pegarse a nuestras manos o a la encimera. Después, le damos forma de bola y colocamos la masa en un bol. La tapamos con un paño y la dejamos reposar durante una hora aproximadamente o cuando veamos que la masa haya doblado su tamaño.
  3. Una vez haya transcurrido el tiempo de reposo, extendemos un poco de harina o sémola de trigo sobre la encimera y estiramos sobre ella la masa con un rodillo. Poco a poco, con ayuda de los dedos, le vamos dando la forma que deseemos, ya sea redonda o cuadrada.
  4. Cogemos la masa con cuidado, y la depositamos encima de un papel de horno, y la volvemos a estirar para igualar la pizza. A continuación, extendemos la salsa de tomate por nuestra masa, dejando un margen de dos o tres centímetros respecto al borde. Después, espolvoreamos el orégano al gusto. Mientras tanto, ponemos a precalentar el horno a 250ºC.
  5. Ahora llega el momento de colocar los quesos en la pizza. En primer lugar, espolvoreamos el queso parmesano rallado. Continuamos añadiendo los trozos de queso azul y el provolone. En último lugar, añadimos el queso mozzarella para que así, al fundirse, se reparta por toda la pizza.
  6. Con todos los quesos ya en nuestra pizza, es el momento de hornear. Bajamos la temperatura del horno a unos 200ºC y horneamos durante unos 20 minutos. Cuando veamos que empieza a dorarse, sacamos del horno y, ¡lista nuestra pizza para consumir!

Seguro que se te está haciendo la boca agua solo con leer estas líneas, ¡anímate y a cocinar!

Receta elaborada por los cocineros de Levital 

Si el queso lo combinamos con la pizza, el resultado será espectacular. Por este motivo, os hemos propuesto preparar en casa una deliciosa pizza cuatro quesos. En este caso, hemos optado por el queso mozzarella, el provolone, el queso azul y el queso de cabra.

El primero de ellos, el mozzarella, es un queso fresco elaborado a partir de leche de vaca. Destaca por su alto contenido en proteínas y su riqueza en fósforo y calcio. El queso provolone, por su parte, es un queso de corteza blanda y pasta semidura. Se caracteriza por ser rico en vitamina A, vitamina K y vitamina B-9.

El característico color del queso azul está provocado por la fermentación de la leche con un tipo de moho llamado penicilium. Es precisamente esta mezcla de bacterias la que genera también ese fuerte olor. Además de ser rico en calcio, el queso azul destaca por su alto contenido en minerales, especialmente en sodio y cinc.

El último de los quesos que vamos a utilizar en nuestra receta es el de cabra. Tiene una digestión más fácil que el queso de vaca y, además de ser rico en proteínas, cuenta con un alto valor en vitamina A.

Con estos cuatro quesos vamos a preparar una deliciosa pizza casera. Toma nota de los ingredientes y, ¡a por ello!

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}