Bizcocho con helado de vainilla

Este bizcocho es algo laborioso pero merece la pena prepararlo en una comida festiva. Es muy original ya que tiene un relleno de helado casero que se prepara muy fácilmente. Además, podemos prepararlo con antelación al día que lo vayamos a tomar.

Ingredientes

Categoría:

Celebraciones

Ingrediente Principal:

Harina

Ingredientes

- Para el helado:
● 1/2 litro de leche.
● 1 rama de vainilla.
● 210 g de azúcar.
● 6 yemas de huevo.
● 1/4 l de nata líquida.
● Frutas confitadas variadas.

- Para el bizcocho:
● 125 g de harina.
● 200 g de azúcar.
● 6 huevos.
● Mantequilla para engrasar el molde.

- Para la cobertura:
● 1 tableta de chocolate a la taza.
● Mantequilla.
● Un chorrito de nata.
● Nata montada y unas guindas enteras para adornar.

Preparación

Primero se hace el helado:
1. Poner a calentar la leche con la mitad del azúcar y la rama de vainilla (abierta a la mitad para que dé más sabor). Dejar que cueza 5 minutos, taparla y dejarla reposar media hora para que tome el sabor de la vainilla.
2. Mientras, batir muy bien las yemas con el resto del azúcar hasta conseguir una crema. Reservar.
3. Pasada la media hora, sacar la rama de vainilla de la leche y ponerla a cocer de nuevo. Incorporar las yemas y dejar cocer la mezcla a fuego muy lento, removiendo constantemente hasta que espese. No subir el fuego, porque se puede cortar.
4. Cuando haya espesado, añadir la nata. Dejar que se enfríe un poco y meterlo en la nevera hasta que esté muy frío (no congelado). Añadir la fruta escarchada picada y reservar en la nevera.

Para preparar el bizcocho:

1. Encender el horno.
2. Separar las claras de las yemas y batir estas últimas con el azúcar hasta que estén espumosas. Añadir poco a poco la harina, removiendo constantemente para que no se formen grumos.
3. Batir las claras a punto de nieve e incorporarlas lentamente a la mezcla.
4. Untar un molde rectangular con mantequilla y verter en él la mezcla. Meterlo en el horno a temperatura moderada, hasta que esté cuajado.
5. Cuando el bizcocho todavía esté templado, se corta, a lo largo, en tres pisos iguales de 2 ó 3 centímetros (según el grosor total del bizcocho). De uno de ellos se recorta, en redondo, la tapa y con los otros dos se forra un molde alto y redondo.
6. En el centro se vierte el helado, que debe estar muy espeso. Se cubre con la tapa de bizcocho que habíamos recortado y se mete –ahora sí– en el congelador para que el helado se termine de hacer.

Para la cobertura:

1. Derretir la tableta de chocolate a fuego lento con una cucharada de mantequilla y un chorrito de nata líquida.
2. Sacar el bizcocho de la nevera y desmoldarlo.
3. Cubrirlo con el baño de chocolate a medio enfriar. Adornarlo con nata montada y unas guindas y meterlo en la nevera hasta el momento de servir.

Etiquetas:

¿Quieres ver más recetas?

Buscar por...

O escribe lo que quieras buscar:

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS