Canapés

Blinis con queso light y salmón

¡Estos blinis serán ideales a modo de aperitivo o cena ligera! Además puedes acompañarlos de una deliciosa crema de queso y una loncha de salmón ahumado o de mermelada de frutos del bosque. ¡Son muchas las posibilidades!

Ingredientes:

salmón
Fuente: Levital
  • 350gr de harina
  • 100cc de agua tibia
  • 8gr de sal
  • 25gr de levadura fresca Levital
  • 1 huevo
  • 500ml de leche tibia
  • 20gr de mantequilla
  • Queso fresco 0%
  • Zumo de limón
  • Pimienta molida
  • Salmón ahumado

Ingrediente Principal

Salmón

Paso a Paso:

En primer lugar añadimos en un recipiente la harina y la sal. A continuación, incorporamos la levadura disuelta en el agua tibia. Después, el huevo y la leche tibia, poco a poco, y sin dejar de mezclar en ningún momento.

Cuando tengamos todos los ingredientes completamente integrados, cubrimos el recipiente en el que hemos trabajado la masa y dejamos reposar. Sabremos que la masa está lista cuando veamos que ha aumentado de volumen y está repleta de pequeñas burbujas.

Pasado el tiempo de reposo, añadimos la mantequilla ligeramente reblandecida y mezclamos con unas varillas hasta que quede completamente integrada. Es importante que no dejemos de mezclar bien hasta que obtengamos una masa completamente homogénea.

Con la mezcla lista, es el momento de preparar nuestros blinis. Para ello, calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén. Cuando la sartén esté bien caliente, añadimos un poco de la mezcla con, por ejemplo, una cuchara o una manga pastelera, de no más de 4 mm de grosor. Doramos por ambos lados hasta que la masa esté hecha por dentro. De esta manera, poco a poco vamos haciendo nuestros blinis hasta que nos quedemos sin masa.

Cuando tengamos todos los bilinis preparados, podremos preparar los ingredientes que acompañarán a la masa. En este caso, tendremos que mezclar el queso con unas gotas de limón y un poco de pimienta. Removemos muy bien y después dejamos unos minutos.

Cuando hayan pasado unos 15 minutos, untamos los blinis con una capa de queso y añadimos el salmón ahumado y, así de fácil ¡ya tenemos nuestros blinis listos!

¡Saborea a tu gusto!

Los blinis son unas tortitas muy finas elaboradas principalmente a base de harina, huevo, leche y levadura fresca. Es una receta muy común en la cocina eslava, principalmente la rusa, ucraniana, bielorrusa o polaca. Normalmente suele servirse como base de diferentes tipos de pescados ahumados como es el caso del salmón que proponemos en esta receta. Su elaboración es sencilla y muy rápida, por lo que podemos reservar su elaboración para un día en el que los más pequeños estén en casa y pasar un buen rato en la cocina.

Otro punto a favor de esta receta es que nos ofrece una multitud de posibilidades a la hora de elegir acompañamiento: aguacate y queso; jamón y brotes tiernos o blinis con foie gras y mermelada de frutos del bosque, ¡son muchas las opciones! También podemos optar por opciones más dulces o innovar con los ingredientes que tengamos en casa por lo que podemos dejar volar nuestra imaginación.

En este caso, os proponemos disfrutar de la elaboración de unos blinis que pueden ser ideales a modo de aperitivo o cena ligera, acompañados con una deliciosa crema de queso y una loncha de salmón ahumado.

Esta receta ha sido elaborada por los cocineros expertos de Levital.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...