Ideas para sándwiches

Tres maneras divertidas de preparar sándwiches en casa

Los sándwiches nos permiten elaborar un montón de posibilidades diferentes. El límite está en la imaginación que le pongamos al elegir los ingredientes y cómo los preparemos. Aquí te enseñamos a hacer pan de molde casero y algunas ideas muy originales para montarlos:

Ingredientes:

Para el pan:

  • 660 gr de harina de fuerza
  • 200 gr de agua tibia
  • 200 gr de leche tibia
  • 30 gr de mantequilla
  • 15 gr de azúcar
  • 10 gr de sal
  • 20 gr de levadura fresca Levital

Os damos algunas ideas para el relleno:

  • El tradicional de jamón york y queso
  • Crema de queso, aguacate y atún para el sándwich-sushi
  • Tomate, mozzarella, albahaca al estilo Caprese

Categoría

Merienda

Ingrediente Principal

Pan

Paso a Paso:

  1. Comenzaremos preparando nuestro pan. Para ello, preparamos un recipiente amplio en el que vamos a incorporar todos los ingredientes a excepción de la mantequilla. Mezclamos hasta que queden bien integrados en una bola.
  2. Después, preparamos una superficie amplia enharinándola ligeramente para comenzar a trabajar nuestra masa hasta que quede elástica y deje de pegarse a nuestros dedos. A continuación, añadimos la mantequilla, continuamos amasando hasta que quede completamente integrada y la masa esté fina y elástica. En ese momento,  le damos forma de bola para dejarla reposar en el bol hasta que doble su volumen (aproximadamente 1 hora).
  3. Una vez haya transcurrido este tiempo de reposo, cogemos la masa y le damos forma rectangular con la ayuda de nuestras manos. La volvemos a dejar reposar sobre la encimera durante unos 5 minutos, cubierta con un paño.
  4. Ahora es el momento de colocar la masa en el molde. Para ello, cortamos el rectángulo de masa en dos piezas iguales y las enrollamos sobre sí mismas, apretando bien en cada vuelta.
  5. Después, metemos cada rollo en un molde previamente engrasado o forrado con papel de horno. La parte “fea” del rollo (donde se ve el cierre) debe quedar abajo.
  6. Colocada la masa en el molde, debemos dejarla reposar nuevamente bien cubierta con un paño hasta que aumente nuevamente su volumen. Cuando esté a punto de finalizar este tiempo de reposo,  ponemos  nuestro horno a precalentar a 250ºC.
  7. Una vez finalizado, horneamos nuestro pan bajando la temperatura a 190ºC unos 35 minutos aproximadamente. En el momento que veamos que comienza a dorarse, lo sacamos del horno y, ¡ya tendremos listo nuestro pan!

Con el pan de molde preparado y tras haberlo dejado enfriar un tiempo prudencial, podemos comenzar a preparar nuestros sándwiches de tres maneras muy originales.

  • Sushi: colocamos los ingredientes que hayamos elegido para nuestro sándwich y los colocamos sobre una rebanada a la que le quitamos la corteza y aplastamos un poco con un rodillo. Los enrollamos como si fuese un auténtico maki de arroz.
  • Comecocos: otra manera divertida de presentar nuestros sándwiches es dándoles forma de los famosos comecocos. Cogemos dos rebanadas y las cortamos dándoles la forma de los reconocidos personajes de Pacman. Para los ojos, podemos utilizar unas aceitunas y en el relleno, ¡el que más nos guste!
  • Puzle: ¿y si formamos un puzle con nuestros sándwiches? Para ello, cortamos las rebanadas dándoles la forma de las piezas, de manera que encajen unos con otros.

¿Qué tendrán los sándwiches que nos gustan a todos? El origen de esta exitosa elaboración se remonta al siglo XVIII, al hogar de John Montagu, Conde de Sándwich. No se sabe con total seguridad si fue él o su cocinero el que ideó esta comida que permitía al conde participar en sus largas partidas de cartas sin mancharse las manos. Así, nació una de las elaboraciones más extendidas por todo el mundo.

A día de hoy, los sándwiches son una de las comidas preferidas por la mayoría de los niños y una solución bastante recurrente para los mayores cuando vamos con prisa o tenemos muchas ganas de cocinar. Además, en el caso de los pequeños, podemos utilizar los sándwiches para introducirles aquellos alimentos que les cuesta más comer.

Además, ¿y si convertimos la preparación de los sándwiches en una aventura en la cocina? Es una idea estupenda elaborarlos, desde el pan de molde hasta la decoración final, y sin duda, un plan genial para dar los primeros pasos en la cocina.

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}