Un plato versátil

Pizza con tomates cherrys y queso de cabra: un toque diferente con mucho sabor

Una receta muy sencilla, con pocos ingredientes y que encantará a pequeños y mayores. Apunta en una lista todos los extras que quieres que lleve y ponte manos a la obra.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 300gr de harina de fuerza
  • 200ml de agua templada
  •  2 cucharadas de aceite
  •  1 cucharadita de sal
  • 10gr de levadura fresca Levital

Para la pizza: 

  •  3 cucharadas de salsa de tomate
  •  Queso de cabra
  • Tomates cherry asados
  •  Aceite de oliva
  •  Rúcula

Categoría

Merienda

Ingrediente Principal

Harina

Paso a Paso:

  1. Comenzamos preparando la masa de pizza casera. Mezclamos bien todos los ingredientes de la masa en un bol hasta que queden completamente integrados, como una sola bola.
  2. Después espolvoreamos un poco de harina sobre la encimera de la cocina y colocamos la masa sobre ella. Comenzamos amasar plegando la masa una y otra vez sobre sí misma, con fuerza. Tenemos que repetir el proceso hasta que la masa deje de pegarse a nuestras manos y veamos que es homogénea y elástica. Para facilitar el amasado, podemos dejar reposar la masa a mitad del proceso durante 5 minutos.
  3. Una vez tengamos la masa lista, le damos forma de bola y colocamos de nuevo en el bol. Tenemos que dejar que repose hasta que doble su volumen, una hora aproximadamente.
  4. Pasado este periodo largo de reposo, enharinamos de nuevo la encimera y colocamos la masa sobre ella. Con un rodillo y nuestros dedos, le vamos dando la forma deseada. A continuación, la colocamos sobre la bandeja del horno y retocamos la forma si es necesario.
  5. Una vez tengamos la masa lista, colocamos los ingredientes sobre nuestra pizza. En este caso, colocaremos en primer lugar la salsa de tomate. Después, cortamos el queso de cabra y lo extendemos sobre la pizza junto con los tomates cherry cortados en mitades. Ponemos el horno a precalentar a 250ºC y, mientras que coge temperatura, dejamos reposar la masa unos 15 minutos. De este modo, nos quedará una masa más esponjosa.
  6. Pasados estos minutos, bajamos la temperatura del horno a 200ºC y horneamos la pizza unos 15-20 minutos. Nada más sacarla del horno, añadimos la rúcula y un chorrito de aceite de oliva. Si te gusta el picante, puedes cambiar el aceite de oliva tradicional por aceite aromático con guindilla, por ejemplo. ¡El resultado es delicioso!

Estamos convencidos de que uno de los motivos por los que la  pizza tiene tantos adeptos es su gran versatilidad. Esta elaboración italiana permite que dejemos volar nuestra imaginación y, en función de los ingredientes que tengamos, preparar una receta u otra.

Esta ocasión os proponemos una receta muy sencilla, con pocos ingredientes pero, no por ello, con menos sabor. Queso de cabra, tomates y un toque de aceite servirán para preparar una deliciosa pizza. Además, os dejamos todos los pasos para que también podáis preparar vuestra propia masa.

¿Quién se anima?

Esta receta ha sido elaborada por los cocineros expertos de Levital.
 

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}