Receta Bagels

Receta fácil de Bagels

Los bagels son unos panecillos elaborados con harina de trigo, agua, sal y levadura que se caracterizan por tener un agujero en el centro, como los tradicionales donuts.

Ingredientes:

  • 30gr de levadura fresca Levital
  • 30cc de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite
  • ½ cucharada de azúcar
  • 1 cucharadita de sal fina
  • 500gr de harina de trigo

Categoría

Con niños

Ingrediente Principal

Harina

Paso a Paso:

A. En un recipiente, mezclamos la harina, la sal, el azúcar. Desmenuzamos la levadura y añadimos al mismo recipiente junto con el agua y el aceite.

B. Mezclamos todos los ingredientes y cuando los tengamos bien integramos, comenzamos a amasar. Trabajaremos la masa durante aproximadamente 15 minutos.

C. Una vez la masa haya quedado homogénea y uniforme, la dejamos reposar en un recipiente cubierta con un paño húmedo hasta que doble su tamaño.

D. Es el momento de dar forma a nuestros bagels. ¿Cómo? Dividimos la masa en diferentes porciones del tamaño que consideremos oportuno. Damos forma de bola a cada una de ellas para después aplastarlas y hacerles un agujero en el centro. ¡Atención! No hagas el agujero muy pequeño ya que tenemos que dejar otro reposo a la masa con el que volverá a aumentar de tamaño.

E. Llegamos al paso fundamental en la receta de los bagels. Antes de meterlos al horno, tenemos que cocer los bagels durante un minuto por cada en agua hirviendo. Mientras tanto, precalentamos el horno a 200ºC.

F. Una vez que hemos hervido todos los bagels, metemos los bagels pintados con clara de huevo batida en el horno. Horneamos a una temperatura de 190ºC durante 25 minutos.

CONSEJO: *Podemos espolvorear sal gruesa, sésamo, etc., en la superficie de los bagels después de pintarlos con la clara y antes de la cocción.

¿Qué son los bagels?

Los bagels son unos panecillos elaborados con harina de trigo, agua, sal y levadura que se caracterizan por tener un agujero en el centro, como los tradicionales donuts. Sin embargo, su sabor es bastante diferente al de los donuts que solemos comer. Aunque hay algunas discrepancias sobre su origen, el gran éxito de los bagels llegó con la oleada de inmigrantes de Europa del Este hacia Estados Unidos. La receta se popularizó en Norteamérica y en muy poco tiempo se comenzó con su comercialización.

Los bagels pueden comerse con relleno salado o dulce, indiferentemente. Son irresistibles los bagels de queso y salmón; bacon, lechuga y queso fundido; o con una tortilla francesa recién hecha acompañada de una loncha de pavo. Si en casa sois más de dulce, no podéis dejar de hacer los bagels rellenos con crema de cacao y plátano, crema de queso y mermelada de fresa o con crema pastelera.

La característica principal de los bagels, y lo que los hacen diferentes, es que se someten a una doble cocción. Primero se hierven y después se hornean. Como en cualquier pan, el tiempo de reposo de la masa es también muy importante. Con todos los pasos de esta deliciosa receta, ¿te atreverías a preparar los auténticos bagels en casa?

Artículo elaborado por los expertos de Levital.

Continúa leyendo nuestras recetas...