Receta de focaccia

Receta de focaccia para hacer con niños

A los peques les encanta imitarnos y cuando entramos en la cocina se vuelven locos por ayudarnos. Esta receta de focaccia es perfecta para pasar un buen rato cocinando en familia.

También te puede interesar:

Ingredientes:

  • 667 gramos de harina de repostería fuerte
  • 13 gramos de sal
  • 433 ml de agua fría
  • 53 ml de aceite de oliva (virgen extra)
  • 13 gramos de levadura fresca Levital

Categoría

Con niños

Ingrediente Principal

Harina

Sin huevo

Sin lactosa

Paso a Paso:

  1. Lo primero de todo es disolver la levadura en un vaso de agua tibia. En un recipiente grande echamos la harina y añadimos la disolución de la levadura. A continuación, añadimos el aceite y la sal. Cuando tengamos todos los ingredientes en el recipiente, lo amasamos hasta obtener una mezcla lo más homogénea posible.
  2. A continuación, hacemos una bola con nuestra masa, tapamos el bol con un paño y la dejamos reposar hasta que aumente notablemente de tamaño, aproximadamente 1 hora. Cuando la masa haya doblado su volumen, la amasamos de nuevo durante unos minutos y la extendemos en una bandeja hasta que nos quede totalmente uniforme.
  3. Una vez la tengamos bien extendida, hacemos agujeros con la ayuda de nuestros dedos para después esparcir un poco de sal. Es el momento de darle un toque especial a nuestra focaccia. Aceitunas, tomates cherrys o hierbas aromáticas como el romero nos darán como resultado un aperitivo delicioso. También podemos añadir queso y preparar una pizza diferente o cortar la pasta en diferentes porciones y preparar paninis para toda la familia. ¡Las posibilidades son infinitas!
  4. Para finalizar, horneamos durante 12 minutos a unos 220º.

Consejos para hacer esta receta de focaccia

- Este pan italiano es muy tierno y es procedente de la región de Liguria, donde cada pueblo tiene su propia receta de con qué combinarlo. Allí lo típico es acompañarlo de aeitunas o servirlo como un sándwich, pero siempre debe contener el mismo ingrediente: aceite de oliva. 

- Puede ir muy bien para desayunos, almuerzos, meriendas o cenas ya que es un tipo de pan al que se le pueden dar muchos usos: como aperitivo, para sándwiches, como tostas o paninis… Perfecto para disfrutarlo en un desayuno salado en familia o una merienda con los peques.

- Podemos involucrar a los más pequeños en su preparación ya que la receta es muy sencilla y cuenta con varios periodos de amasado, seguro que les encantará ayudar. Es importante recordar que no es un juego y nunca deben hacerlo solos, siempre deben estar bajo la supervisión de algún adulto, por lo que en los procesos de amasar los niños pueden contar con mayor libertad, pero debemos tener especial cuidado para que no se quemen con el horno. Lo mejor es que en esta parte de la elaboración, no participen de forma activa.

- Su sabor permite que podamos combinarlo con numerosos ingredientes como tomate, queso, bacon… las posibilidades son prácticamente infinitas.

- Se puede comer a cualquier hora del dia, ya que no es un alimento muy fuerte. En Italia se popularizó ya en la Edad Media por su sencillez y bajo coste, y es un alimento muy popular y típico de su gastronomía.

- Este pan admite muchas variedades, pero una muy popular es la que lleva tomates secos en su interior. También tiene especial importancia la sal gorda, que le da sabor al pan.

Receta elaborado por los cocineros expertos de Levital.

 

Continúa leyendo nuestras recetas...