Receta roscones

Receta mini roscones

¡Melchor, Gaspar y Baltasar están cada vez más cerca! El 6 de enero es el día favorito de los más pequeños de la casa porque por fin vienen sus queridos reyes con los esperados regalos. Después de la emoción de abrir los regalos, es el turno del roscón de reyes, el otro gran protagonista de este día tan mágico.

Ingredientes:

  • 25 gr de levadura fresca Levital.
  • 70 gr de mantequilla
  • 320 gr de harina de fuerza
  • Un poquito de sal
  • 1 huevo
  • 100 mililitros de leche entera
  • Ralladura de una naranja y un limón
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • 1 cucharadita de ron
  • 1 cucharada de miel
  • Guindas, fruta escarchada y almendras
  • 80 gramos de azúcar

Categoría

Navidad

Ingrediente Principal

Harina

Paso a Paso:

  1. Para empezar, sacamos la mantequilla de la nevera para que se ablande y la batimos en un bol hasta que consigamos una crema espesa.
  2. A continuación, ponemos la leche en un cazo y la calentamos, sin que llegue a hervir. Cuando se haya calentado ligeramente, la retiramos del fuego y espolvoreamos sobre ella la levadura fresca Levital. Podemos deshacerla con nuestras manos directamente sobre la leche y removemos bien estos ingredientes hasta formar una mezcla homogénea.
  3. A continuación, añadimos una cucharada de harina en la mezcla y continuamos removiendo. Cuando los ingredientes estén integrados, lo tapamos con un trapo y dejamos que repose durante un cuarto de hora, como mínimo.
  4. Mientras tanto, echamos el resto de la harina en un bol y añadimos el azúcar, el huevo, la sal, el agua de azahar, el ron, la miel y las ralladuras de naranja y limón. También incorporamos la crema de mantequilla y vamos mezclándolo.
  5. Cuando ya tenemos una masa homogénea, es el turno de recuperar la mezcla del segundo paso: la levadura fresca y la leche tibia. Vamos añadiéndolo poco a poco a nuestra masa.
  6. Una vez que hemos amasado todo perfectamente, cubrimos el bol con un paño de cocina húmedo y dejamos que la masa repose durante una hora aproximadamente.
  7. Después del reposo, ¡volvemos a la carga! Enharina la encimera de la cocina y volvemos a amasar nuestra masa durante unos minutos. Ahora es el momento de que dividamos la masa en ocho porciones del mismo tamaño, las cuales bolearemos y después de reposar unos 15 minutos con un pequeño orificio en el centro procedemos a darle y le vamos dando la forma de roscón.
  8. ¡Es el turno del regalo sorpresa! Vamos a introducir en cada uno de estos mini roscones una figurita o un pequeño juguete para cada uno de los niños. Escondemos el regalo sin que ninguno de los pequeños lo vea para darles una sorpresa más este día.
  9. Cuando tengamos los mini roscones colocados y separados entre sí para que al doblar el volumen no se peguen, introducimos la bandeja del horno dentro del mismo apagado, el cual habremos precalentado previamente a unos 40ºC. Los dejaremos dentro durante treinta minutos.
  10. Una vez que los sacamos del horno, los pintamos con huevo y adornamos. Esta tarea les encantará a los niños. Podemos decorarlo con guindas, frutos secos, cerezas, melón verde o cualquier otro ingrediente que les guste.
  11. Por último, volvemos a introducir el roscón durante otros treinta minutos con el horno a 170º. Cuando esté bien doradito, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar. Podemos cortar el roscón por la mitad y rellenarlo con la crema que más nos guste. Incluso tenemos la opción de introducir la figurita dentro de la crema. ¡Ya tenemos lista la mejor manera de dar la bienvenida a los Reyes Magos!

¿Cuál es el origen del Roscón de Reyes?

Según la tradición del roscón de reyes, debe ocultarse un pequeño regalo en su interior y quien lo encuentre será el encargado de pagar este delicioso postre. ¿Sabes cómo surgió esta idea? Al parecer se remonta al siglo III d.C., cuando se empezó a introducir un haba seca como símbolo de la fertilidad y prosperidad dentro de una torta, con la que, en un primer momento, se festejaba una tradición pagana y, posteriormente, se incorporó a la festividad cristiana. El afortunado que encontrara el haba en su porción sería recompensado con un año de buenaventura. Siglos después, durante el reinado de Luis XV, cuando la torta ya había evolucionado hasta tener el aspecto del roscón, su cocinero personal cambió esta tradición e introdujo una moneda de oro en él a modo de regalo para el joven rey.

Este postre tiene muchas variantes, especialmente en su relleno, que puede ser de trufa, nata, crema pastelera, crema de turrón, chantilly, merengue… Las opciones son infinitas y todas casan bien con esta masa.

Te animamos a que este año pruebes a elaborarlo tú mismo y que lo personalices para cada uno de los niños. ¿Cómo? Haciendo un mini roscón a cada uno de los pequeños con un regalito en su interior. Con esta sencilla receta del roscón de Reyes te aseguramos que harás las delicias de los niños (y les reservamos un papel muy especial en su elaboración).

 

Receta ofrecida por los expertos de Levital.  

Continúa leyendo nuestras recetas...