Alimentación en otoño

Consejos para fortalecer las defensas este otoño y reducir el riesgo de enfermar

Se acerca el otoño, el frío y con ellos llegan los resfriados, la gripe y los catarros. Mantener las defensas fuertes y ayudar a nuestro sistema inmune a protegernos es una buena opción.

Cuando llegan los meses de frío, los resfriados aparecen con frecuencia. Nuestra alimentación y nuestros hábitos pueden ayudar a reforzar nuestras defensas y a estar más protegidos frente a los virus.

Este año, el otoño se presenta especialmente complicado debido a la COVID-19 y, aunque no hay remedios milagrosos para evitar contraer la enfermedad, sin duda tratar de estar fuertes y saludables es aconsejable, sin olvidar que lo que nos protege frente al SARS-CoV-2 es el uso de mascarilla, la distancia social y la higiene frecuente de manos, como venimos repitiendo encarecidamente desde el principio de la pandemia.

Las frutas y las verduras deben ser la base de una alimentación saludable y recurrir a las frutas y verduras de temporada es una forma perfecta de cuidarnos y cuidar a nuestra familia aprovechando todo el sabor y los nutrientes de los alimentos. Te recomendamos echar un vistazo a estas frutas de otoño.

Alimentos como las cerezas o los cítricos son grandes aliados para combatir el frío, ya que las cerezas son muy ricas en vitamina C, un antioxidante esencial para el sistema inmunológico. Además, los cítricos proporcionan un potente efecto antifatiga y tienen propiedades antisépticas.

Los frutos secos, las legumbres y los granos integrales también deben tener un papel importante en la dieta, tanto de adultos como de niños.

Los ácidos grasos esenciales, las llamadas “grasas buenas” son imprescindibles para la función normal del sistema inmune y las encontramos en frutos secos como las nueces, en frutas como el aguacate y en aceites de origen vegetal como el aceite de linaza o en aceites de origen animal como el aceite de pescado.

Aquí dejamos ideas de recetas de otoño con alimentos de temporada. ¡Hay para todos los gustos!

Suplementos y otros productos

También hay otros productos, sustancias y complementos que pueden ser beneficiosos para nuestro sistema inmune, pero siempre conviene consultar con el médico antes de recurrir a ellos, ya que en algunos casos pueden estar contraindicados. Analizamos algunos:

-Jalea Real: rica en vitamina B, magnesio y aminoácidos, fortalece el organismo y actúa sobre el estrés y la fatigaz.

-Propóleo: resina que contiene antioxidantes y fenoles con propiedades antisépticas, antivirales y antibacterianas.

-Probióticos: desarrollan la flora intestinal, la hacen más resistente y menos permeable a los virus.

Descanso y ejercicio

También es fundamental tratar de dormir unas ocho horas diarias, que es lo que recomiendan los expertos. El descanso es fundamental para nuestro sistema inmune.

Hacer ejercicio de manera regular es otro gran aliado de nuestras defensas.

Las defensas de los niños

Dieta sana y equilibrada, descanso y hábitos saludables son fundamentales para el sistema inmune de los niños. En su alimentación deben estar presentes las frutas y verduras, como ya hemos dicho, los frutos secos como las nueces, pero también otros alimentos como el yogur, el Kéfir y las carnes magras son buenos aliados.

En este artículo dejamos más recomendaciones para fortalecer las defensas de los niños: Otoño e invierno con niños: cómo fortalecer sus defensas naturales.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo