Conciliación

Los Duques de Cambridge quieren criar a sus hijos como niños normales

Kate y Guillermo se apuntan a una tendencia que triunfa en toda Europa.

cambridge

Igual que sus coetáneos los Duques de Cambridge quieren que sus hijos crezcan como niños normales. A pesar de ser conscientes de sus responsabilidades futuras, Kate y Guillermo quieren que sus retoños puedan disfrutar de su infancia antes de enfrentarse al gran número de obligaciones que les esperan en un futuro que cada vez se acerca más.

Como hijos de un heredero a la Corona Británica, George y Charlotte tienen muchos privilegios, pero también se encuentran con algunos límites para poder desarrollarse como niños relativamente normales. Los pequeños cuentan con una niñera española, María Teresa Turrión, que está a su cuidado las veinticuatro horas del día y se encarga de que su educación sea tradicional y estricta. Sin embargo, y pese a que la seguridad a su alrededor es más que férrea, los pequeños disfrutan de escapadas y excursiones junto a sus padres en las que realizan actividades como el resto de niños de su edad. Además George ha empezado a ir a la guardería este año, lo que le permite relacionarse poco a poco con otros niños al margen de los de su familia.

Kate y Guillermo intentan pasar el mayor tiempo posible junto a sus hijos para y ser una familia lo más normal posible. Tanto es así que ambos se reparten algunas de las tareas relacionadas con los niños, como bañarles o llevar al colegio al pequeño George, que cada mañana pregunta a sus padres si le van a acompañar a la guardería.

La pequeña Charlotte todavía no va al colegio pero ya ha empezado a gatear y siempre que su madre está en casa intenta ir detrás de ella. Si Kate se queda en el salón, Charlotte juega en el salón, si se va a su despacho, la pequeña se arrastra hasta el despacho…no es capaz de quedarse quieta y tiene mamitis, como todos los bebés.

Cambridge

A diferencia de otras casas reales, los duques muestran habitualmente en público a sus hijos porque aunque quieren que se críen como niños normales, también son conscientes de que tienen una obligación con su país y tienen que acostumbrarse a lo que tendrán que hacer en el futuro. Por eso, el pequeño George ya ha participado en su primer viaje oficial y en algunos actos oficiales y pronto lo hará su hermana. Además, la familia distribuye con bastante regularidad fotos de los niños para que podamos ver cómo van creciendo estos peques adorables. Por ejemplo, la última vez que les vimos fue hace apenas dos semanas disfrutando como cualquier familia de unas agradables vacaciones en la nieve. Unas tiernas imágenes familiares que han dado la vuelta al mundo y que son la estampa perfecta de la felicidad.

Etiquetas: familia, niño

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS