Familia y economía

¿Vas a tener un segundo hijo? Rediseña tu presupuesto

Si has decidido ampliar la familia con otro bebé es importante que revises tus cuentas e incluyas en tus gastos los que ese segundo hijo traerá bajo el brazo. Se trata de evitar estrés innecesario y de planificar con anticipación para que dar un hermanito a tu pequeño no se traduzca en una angustia económica inesperada.

"Donde comen tres, comen cuatro", y "donde caben dos, caben tres", según el refranero popular español. Sin embargo, esos cálculos no son una ciencia exacta a la hora de tener un segundo hijo. Alimentar a un nuevo bebé y cubrir los costes derivados de sus cuidados –como la compra de pañales o de ropa- requiere hacer una nueva planificación de la economía familiar. ¿El objetivo? Evitar sorpresas de costes no contemplados cuando ya sea demasiado tarde y estemos embarcados en el proyecto de ampliar la familia. ¿Sabes cómo? Te lo contamos.

Una de las primeras cosas que se antojan necesarias si decides tener un segundo hijo es reducir tu deuda. Si estar al día con las cuentas es importante en cualquier etapa de la vida, cuando estás planteándote tener más hijos es algo crucial. Antes de nada, hazte una idea del dinero que disponéis, de cómo gestionas los gastos actualmente y de cómo lo harás en un futuro. Dicho de otra forma, revisa el presupuesto familiar para ver en qué se podría recortar para destinar ese dinero ahorrado a otras necesidades. Después de todo, los niños suponen un gasto importantísimo en la economía familiar. Según datos del INE, el gasto medio por hogar en el año 2017 fue de 29.188 euros, lo que supuso un aumento anual del 3,5% por cada unidad familiar.

Asegúrate también de que dispones de todo lo necesario para estar a punto para la llegada del bebé. Es posible que ya tengas una cuna, el asiento para el coche y el  carrito del pequeño anterior, lo que supone una gran ventaja económica. Es probable que también conserves ropa infantil y biberones que puedas reutilizar, pero no dejes de hacer una lista de lo que tienes para hacerte un presupuesto estimado que cubra todas las necesidades. Tampoco subestimes los descuentos y los programas que reducen los costes de las necesidades habituales de los niños.

Calcula a largo plazo

Necesidades que van mucho más allá del corto o medio plazo. Y es que al tener un hijo más es posible que tengas que cambiar algunas cosas como el coche o incluso la casa para ajustar lo que tienes a tu nueva situación. Hacer una estimación a largo plazo de posibles gastos que pueden surgir te ayudará a que en el futuro puedas afrontarlos de una manera organizada. Piensa también si con un segundo hijo podrás mantener o no la situación actual del cuidado infantil o si quizá valdría la pena mudarse para estar más cerca de familiares y así reducir gastos al tiempo que quizá ahorras tiempo.

El tiempo es precisamente un bien aún más preciado con un segundo hijo. Y es que las citas médicas, los compromisos sociales y educativos van aumentando con cada nuevo miembro de la familia, así que, planifica con tiempo para evitar el estrés innecesario. Es posible que tengas que pedir flexibilidad laboral, o incluso que sea necesario abandonar la situación profesional por un periodo de tiempo por parte de alguno de los miembros de la familia.

La compañía de seguros Metlife aconseja también que si vas a tener un segundo hijo revises la cobertura del seguro de vida para determinar si el actual satisface las necesidades de la familia cuando tenga un miembro más. Asimismo recomienda considerar si es conveniente crear un plan de ahorro destinado a la educación superior de los hijos, y hablar con el departamento de Recursos Humanos para conocer de qué manera afecta la llegada de un nuevo miembro a la familia a tu seguro de salud o seguro dental, en caso de que los cubra la empresa, así como las facilidades que la empresa te ofrece para poder pasar tiempo de calidad en familia.

foto gema

Gema Boiza

Madrileña de corazón, mamá de un bebé hispano-francés y periodista. Soy curiosa, amante de los viajes, de mi familia y de mis amigos. Me gusta descubrir personas, lugares y emociones, y contar a través de mi profesión todos esos descubrimientos. Desde Ser Padres espero poder contaros muchos de ellos!

CONTINÚA LEYENDO