Motor

Alcohol y conducción, ¿cuándo supero el límite?

Beber y conducir no son dos actividades que se lleven bien y, por tanto, mejor mantenerlas alejadas. Esto es lo que podrías llegar a beber en Navidad sin superar el límite.

alcohol
Agencias

La respuesta podría ser sencilla. Si conduces no deberías beber con lo que mejor no bebas y acabamos el artículo aquí. Sin embargo, sabemos que en fiestas se brinda así que lo mejor es no beber nada y brindar con muy poca cantidad. Hay otra respuesta que es tan verdadera como confusa. La tasa de alcoholemia varía según la edad, la altura, el peso y lo acostumbrado que esté cada persona a beber. Un bebedor habitual, hombre y de peso elevado deberá beber más para marcar, mientras que un bebedor ocasional dará 0,25 mg/l en aire espirado mucho más rápido.

Antes de pasar a responder la pregunta según el tipo de bebida alcohólica y generalizando mucho, porque, de nuevo, la respuesta de cada organismo es única, repasaremos los efectos que tiene el alcohol sobre el cuerpo humano y que dificultan y ponen en peligro la conducción. En niveles legales, aparecen las primeras alteraciones perceptivas y de toma de decisiones, estamos más excitados y subestimamos la velocidad y el riesgo, mientras, además, sube el tiempo de reacción. Al superar el límite ligeramente, percibimos peor las distancias, adaptamos peor la visión a la luz, tenemos falsa sensación de seguridad propia y somos más impulsivos y agresivos. Al superar el límite significativamente, los problemas perceptivos son graves y tenemos muchos problemas para coordinarnos y para pensar con claridad.

¿Cuánto se puede beber?

alcohol
Agencias

De nuevo, no beber nada es lo mejor. Pero si quieres beber, es mejor optar por bebidas fermentadas, como la cerveza o el vino, cuya absorción es más lenta, al tiempo que se intercalan con agua o algún refresco basado en el líquido elemento para distanciar más las tomas porque, cuanto más rápido se bebe, mayor será la velocidad de absorción y la cantidad de alcohol que pase a la sangre.

Una vez hemos bebido, estas son las cantidades de alcohol que necesitas para dar positivo si tomamos como modelo, un hombre de entre 70 y 90 kilos de peso y una mujer de entre 50 y 70 kilos de peso. Los que opten por la cerveza, tomando como unidad una botella de 330 mililitros, un hombre podría llegar a tomarse dos para quedarse ligeramente por debajo del límite, mientras que una mujer marcaría al tomarse la segunda. Lo mismo ocurre con el vino y el cava tomando como unidad una copa de 100 mililitros.

Si optamos por bebidas más contundentes, el efecto del alcohol es mayor pero a su vez las cantidades suelen ser más pequeñas. Así, con vermú en vasos de 70 mililitros, un hombre podrá llegar a beber tres, mientras que una mujer podrá beberse dos vasos. Lo mismo ocurre con licores de alrededor de 23 grados en vasos de 45 mililitros. Al subir la graduación y acercarse a los 40 grados de bebidas como el brandy, el whiski o el cognac, los vasos, también de 45 mililitros que puede tomarse un hombre antes de marcar serían dos, por uno de la mujer. Con un combinado con 50 mililitros de bebida, la segunda bebida en un hombre podría marcar, mientras que una mujer corre el peligro de marcar con solo una unidad.

Continúa leyendo