CItroën AMI Buggy, conduce sin carnet

Tras el éxito del AMI, un cuadriciclo ligero que se puede conducir sin carnet, Citroën lanza este prototipo derivado del mismo al que ha vestido de todoterreno en un atractivo ejercicion de estilo. tiene motor eléctico de seis caballos y 75 kilómetros de autonomía.

Durante toda su historia Citroën ha sido uno de los fabricantes que se ha caracterizado por el lanzamiento de coches más atrevidos, tanto por su diseño como por su tecnología. Es éste el caso del AMI, modelo que da origen a esta preparación estética tipo todoterreno. Al igual que el citado AMI se trata de un cuadriciclo ligero completamente eléctrico con unas limitaciones de potencia, en este caso 6 caballos, que le permiten que pueda ser conducido sin estar en posesión del carné de conducir.

Todo un acierto que lo ha convertido en un coche habitual en las ciudades, incluso en redes de carcharing. Aunque por el momento sólo es un prototipo, dado el éxito del mismo no es descabellado que la marca se decida a ponerlo la calle como un modelo más, lo que lo convertiría en uno de los coches sin carnet más exclusivos del momento, con un precio que podría rondar los 10.000 euros.

Muy bien pensado

En su desarrollo se le ha dotado de soluciones muy útiles y racionales. Por ejemplo las puertas han sido eliminadas, y en su lugar ahora hay dos vanos en los que encajan al milímetro unas maletas fabricadas a medida para cargar con nuestro equipaje. Además se ha tenido en cuentas que puede que rodemos por zonas en mal estado o pistas de tierra, por lo que cuenta neumáticos de mayor tamaño y que además tiene dibujo específico, como en los 4x4 de verdad, para dotarlo de mayor capacidad de tracción y superar obstáculos.

A lo largo de la carrocería se han dispuesto elementos de protección, como unas barras metálicas delanteras y unas rejillas que protegen los faros tanto delante como detrás. Ademá, disponemos de una funcional baca enganchada en el techo del mismo que en condiciones normales carga la rueda de repuesto pero también puede llevar equipaje. En el interior la comodidad ha sido más cuidada, por ejemplo ahora cuenta con unos asientos en los que el mullido pasa de 35 a 70 milímetros, para que los ocupantes viajen más cómodos.

75 kilómetros de autonomía

Al ser sólo un prototipo no existe apenas nada de información técnica del mismo, pero todo parece indicar que usará el mismo motor eléctrico que su hermano el AMI del que deriva; osea con seis caballos de potencia y una pequeña batería que le da 75 kilómetros de autonomía, más que de sobra para este tipo de coches. Es capaz de acanzar unos 45 kilómetros a la hora de velocidad punta, está limitado, y lo mejor es que cuando llegamos a casa podemos recargarlo en un enchufe completamente normal, con un tiempo que debería ser inferior a las dos horas.

Citroën cuenta ya en su gama con otros modelos movidos por electricidad, como el compacto ëC4 o el Berlingo eléctrico.

Continúa leyendo