Motor

Con el Jeep Wrangler 4xe a cualquier parte

Jeep presenta en sociedad el Wrangler 4xe, la versión eléctrica de su todoterreno más famoso, con el que ni la ciudad se nos resistirá.

Jeep
Jeep

Cuántas veces habremos escrito que el futuro del sector de la automoción es eléctrico. Nunca serán demasiadas. No mientras las marcas sigan anunciando nuevos planes de electrificación. Dentro del grupo Stellantis, que recientemente ha anunciado inversiones por más de 30.000 millones de euros para electrificar sus más de 14 marcas, Jeep acaba de presentar el nuevo Wrangler 4xe, la versión híbrida enchufable de su coche más reconocible, uno de los todoterrenos más deseados del mundo. Hablamos de uno de esos coches que no solo ha resistido el envite de los SUV, sino que además se ha convertido en todo un icono de la conducción offroad. Todo, sin perder ni un ápice de la vocación premium de la marca y la practicidad de un coche que, ahora más que nunca, es apto para el día a día.

Jeep ha agarrado la presente generación de uno de esos vehículos que sobrevive al paso del tiempo, que mantiene la esencia con la que nació hace décadas y que lo ha convertido en toda una referencia. Mantiene su estética, como no podía ser de otra manera, pero introduce detalles que diferenciarán las variantes 4xe, disponible en sus acabados Sahara, Rubicon y 80th Anniversary, de las versiones de gasolina. Además, con la llegada de la electrificación al modelo se elimina el diésel de su gama.

Cambios estéticos

Jeep
Jeep

Mantiene su diseño, como hemos comentado, pero por fuera sumará detalles que harán identificable a la versión 4xe. Hablamos de la introducción del color azul eléctrico en el logotipo de Jeep y las inscripciones 4xe, Trail Rated y Wrangler Unlimited. El acabado Rubicon sumará además un vinilo negro en el capó con el logotipo 4xe en un lado. Se añaden además al catálogo llantas exclusivas para la versión.

Una vez en su habitáculo, con espacio para hasta cinco ocupantes, aunque viajarán más cómodamente cuatro, los cambios pasan por una redistribución de la información en su cuadro de instrumentos, que elimina el velocímetro para mostrar la gestión de la energía y añade gráficos específicos relativos a la carga de su batería, por nuevas funciones en su sistema de infoentretenimiento y por una barra de indicadores LED que mostrarán el nivel de la batería cuando el coche esté enchufado. Además, se introduce en E-Selec, un selector de modos de conducción con las opciones híbrido, 100% eléctrico y E-Save, para recargar la batería en marcha.

Apto para el día a día

Jeep
Jeep

Lo nunca pensado. El nuevo Wrangler 4xe no solo no pierde ni un ápice de su vocación offroad, sino que además gana versatilidad, convirtiéndose en un coche que ahora, además de dominar terrenos hostiles, dominará también la ciudad. Su motor de 380 CV, combinando un propulsor de gasolina de 272 CV con otro eléctrico de 145 CV, gana en potencia y respuesta gracias a la electrificación, algo de lo que se beneficiará fuera del asfalto. Su batería, de 17,4 kWh de capacidad entregará más de 45 kilómetros de autonomía eléctrica, con lo que pega la etiqueta ‘cero emisiones’ en su parabrisas.

El equipamiento específico offroad se mantiene, así como la capacidad de su maletero, que con 533 litros es enorme. Su precio pasa desde los 65.500 euros de la versión de combustión hasta los 68.900 del Sahara 4xe o los 70.800 del Rubicon, un sobreprecio corto que se verá compensado rápidamente durante su vida útil. Jeep lo entrega con ocho años de garantía o 160.000 kilómetros para los componentes eléctricos, como la batería.

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo