Motor

Consejos para conducir tras el cambio de hora

Con el cambio de hora los días son más cortos y, por ende, las noches más largas, con lo que conducir es más complicado.

La madrugada del domingo 31 de octubre es la fijada para el cambio de hora. Esa noche el reloj se atrasa una hora, con lo que se disfrutará de una hora más de sueño gratis. No obstante, a partir del domingo, las horas de luz también menguan, quedando el día acortado y la puesta de sol adelantada hasta poco más de las seis de la tarde. El día más corto del año, el 21 de diciembre, está cada vez más próximo y eso, que a algunos les gusta y a otros les horroriza, significa un mayor riesgo al volante.

Y es que el cambio de hora provoca que aumenten las horas de conducción nocturna. Si bien es cierto que la DGT no puede confirmar que haya accidentes relacionados con el cambio de hora, sí que admite que la conducción por la noche es más peligrosa, siendo en 2017 un 13% de los accidentes en horas de noche. Puede parecer una cifra corta, pero no lo es teniendo en cuenta que los desplazamientos caen en picado por la noche. Además, no es solo peligroso para el conductor, que ve reducida su visibilidad, sino también para el resto de usuarios de la vía, con la mayoría de los atropellos acontecidos durante la noche.

Preparar el coche para el cambio de hora

noche
Agencias

Como conclusión, no se debe relacionar el cambio de hora con los accidentes, pero sí con la necesidad de extremar las precauciones para hacer que, pese a la ausencia de luz, la conducción sea lo más segura posible. En primer lugar hay que tener en cuenta que el sistema de alumbrado es vital para conducir de noche. Al fin y al cabo, la luz desprendida por los grupos ópticos del coche es la única fuente de luz de la que disponemos. Según la DGT, si todos los vehículos llevaran las luces de cruce durante todo el día, se reducirían un 10% las víctimas mortales en la carretera. Con datos de 2016, la falta de luz incidió directa o indirectamente en 7.413 accidentes.

¿Qué hay que tener en cuenta en este aspecto? Pues si funcionan correctamente. Revisar que todas las luces, también las de posición, las largas y las antiniebla se encienden será indispensable. Revisar la nivelación también será importante, tanto para ver mejor la carretera como para no deslumbrar a otros usuarios. Cambiarlas o, en caso de que sean LED, acudir al taller para su sustitución es lo más inteligente.

Otros aspectos a tener en cuenta

noche
Agencias

El usuario debe tener en cuenta siempre el estado de las lunas, manteniéndolas lo más limpias posibles para mejorar la visibilidad y evitar reflejos por culpa de la suciedad. El sistema de climatización también deberá funcionar a la perfección porque, más allá de aportar calor, es el encargado de desempañar los cristales y, de nuevo, permitir la visibilidad.

Dejando al margen las cuestiones relacionadas con la visión, como siempre se deberán revisar los neumáticos. Cuando las temperaturas caen, la posible formación de placas de hielo en la carretera puede dificultar sobremanera la conducción, con pérdidas de tracción que puedan desembocar en accidente. Revisar el dibujo y su perfecto estado es importante. Como también lo es conducir de acuerdo con cada situación, con la suavidad por bandera, una velocidad constante y con la distancia de seguridad adecuada.

Continúa leyendo