Motor

Consejos para elegir el seguro para un conductor joven

Con 18 años recién cumplidos y el carnet resplandeciente en el bolsillo, las compañías se curan en salud con precios prohibitivos.

seguro
Agencias

Cómo ha pasado el tiempo… Los 18 llegan tarde o temprano y con ellos, aunque en las ciudades ya no hay tanta prisa, las ganas de sacarse el carnet de conducir, el deseo de disponer de la libertad que ofrecen los coches para disfrutar de la mejor edad. Todo está por hacer y todos los lugares están por descubrir. Pero con el carnet y un coche no basta. Una vez se posee licencia para conducir y un coche se debe contratar un seguro, un paso indispensable en todos los vehículos. La diferencia en este caso es que su nombre debe figurar de un modo u otro en la póliza de seguro. Recordemos que los conductores experimentados pueden conducir ocasionalmente coches asegurados aunque su nombre no esté escrito en el seguro.

El gran problema en este caso es el precio, que se dispara cuando las compañías ven venir un conductor novel ante la inexperiencia del nuevo usuario de la vía. También conviene saber cómo se debe asegurar el coche para cumplir con la ley y por qué las estrategias como colocar el conductor joven como segundo conductor del coche no es siempre la mejor opción pese a abaratar el coste. Por todo ello os ofrecemos algunos  consejos para buscar el mejor seguro para un conductor que se haya sacado el carnet de conducir recientemente.

Coche y modalidad del seguro

seguro
Agencias

Es importante, antes de lanzarse a la adquisición del coche para el conductor joven, conocer los aspectos que inciden en el precio del seguro, además de la experiencia del conductor. A la gran mayoría de los jóvenes les atraen coches como el Seat León Cupra, ahora Cupra León, el Golf GTI de Volkswagen, el Focus ST de Ford o el i20 N de Hyundai. En caso de disponer del presupuesto para llevar a cabo esta compra, conviene destacar que la potencia de estos coches, superior a 200 CV en todos los aspectos, incidirá muy negativamente en el precio, porque su potencia incrementa las posibilidades de accidente. En caso de apostar por una versión antigua de estos coches vía mercado de segunda mano aún peor, pues la antigüedad tampoco es amiga de los seguros.

Con un coche comprado, ¿debemos apostar por un seguro a terceros o a todo riesgo? Si es por precio, lo mejor será a terceros. Pese a que la cobertura es muy reducida en comparación con el seguro a todo riesgo, el precio será considerablemente menor. Si la diferencia para un conductor experimentado ya es grande, para un conductor joven es todavía más. Optar, si hay opción, por una franquicia, podrá abaratar aún más el seguro. Por cierto, ofertas como las que anuncia Matías Prats para Línea Directa o como la simpática promoción de loas 15 puntos de Mutua Madrileña no existen para conductores jóvenes.

Cabe recordar que las compañías tienen un arma para cuando el conductor experto se pone de primer conductor y dejan al joven como segundo conductor. Las aseguradoras pueden asumir que el asegurado ha actuado “de mala fe” y por tanto no cubrir las reparaciones e indemnizaciones contempladas en la póliza. Algunas compañías ya no ofrecen asegurar a un joven como segundo conductor. Por último, usar un buen comparador de seguros servirá para decantarnos por una u otra compañía, normalmente con promociones especiales para jóvenes.

Continúa leyendo