Motor

Cupra, al asalto del mar con el De Antonio Yachts D28 Formentor

Cupra, en otro de sus múltiples experimentos lejos de la automoción, desarrolla un yate inspirado en su SUV Formentor VZ5 junto al astillero barcelonés De Antonio Yachts.

Cupra es una marca singular. Cuando nació allá por el 2018 para convertirse en una firma independiente Wayne Griffiths, su entonces CEO y ahora también presidente de Seat, no quiso etiquetarla como marca premium, ni siquiera enseña para coches deportivos, sino un como un fabricante con la intención de atraer a aquellas personas que quieran marcar su propio estilo, que quieran disfrutar de un gran dinamismo sin la necesidad de presumir. Para conductores que busquen un vehículo tan práctico como divertido. Situada en la fina línea entre lo generalista y lo premium nació Cupra, una compañía que, ante todo, vende grandes experiencias.

Esta afirmación toma ahora un nuevo significado al ver la última creación de Cupra, el De Antonio Yachts D28 Formentor, un yate desarrollado junto al conocido astillero de Barcelona De Antonio Yachts tomando como referencia una de sus últimas máquinas, el Cupra Formentor VZ5, la versión más potente y exclusiva de su todocamino deportivo. Mientras el Formentor VZ5 encarna a la perfección lo que quería transmitir la marca cuando se independizó de Seat, este yate ejemplifica su vocación de ser una firma distinta, algo que busquen todos aquellos que priorizan la experiencia, sea de conducción o sobre las olas, a un logotipo o un nombre. Es el universo Cupra.

Inspirado en los coches

Cupra
Cupra

El De Antonio Yacht D28 Formentor se basa en el modelo D28 de la compañía catalana. A partir del modelo base, Cupra ha desarrollado un nuevo concepto de diseño inspirándose tanto en el Formentor VZ5 como en el León, sus modelos más recientes. No destaca precisamente por formas angulosas pero no las necesita. Se encomienda a una silueta tan sobria como cautivadora en tono Azul Petrol, un color que, precisamente, debutó con el SUV de la compañía de Martorell. Esta tonalidad contrasta con múltiples detalles en color negro y materiales en fibra de carbono, elementos que le aportan un extra de deportividad y agresividad.

Con 7,99 metros de eslora, este yate puede ampliarse a través de una plataforma de popa de medio metro. Su casco en forma de V optimiza la aerodinámica y, a la vez, permite una cómoda navegación a una velocidad que puede alcanzar los 40 nudos. Es ciertamente estable y cuenta con espacio de sobras para poder andar por su cubierta y relajarse en el mar sin ningún problema. El De Antonio Yacht D28 Formentor sería, sin duda, el lugar ideal en el que pasar una relajante jornada en familia, disfrutando del mar y su calma.

Cupra fuera de los coches

Cupra
Cupra

Cupra es mucho más que una marca de coches. Es vivir experiencias únicas, desafiar el estatus quo y sentir emociones. Nuestra cooperación con De Antonio Yachts es solo una prueba más de ello, ya que compartimos los mismos valores y estamos comprometidos con la movilidad sostenible. Estamos estudiando la creación de un yate e-Hybrid para el próximo año”, dijo contento Wayne Griffiths en el momento de su presentación.

No es la primera vez que Cupra experimenta fuera de la carretera. La firma de vehículos de altas prestaciones ha trabajado con marcas de todos los sectores para transmitir su idioma de diseño a todos los ámbitos de la vida. Hablamos de Chispa by Marset for Cupra, por ejemplo, una lámpara recargable y sin cables que ya se puede comprar, o de la colección de zapatillas lanzada junto a Mikakus, también inspirada en el Formentor. Cupra no es una marca de coches. Es un estilo de vida.

Continúa leyendo