Motor

Cupra Born, listo para ser entregado

El Cupra Born ya está a la venta, disponible para todo aquel que esté interesado en pasarse a la movilidad eléctrica de la mano de la marca española.

Cupra
Cupra

Hay un largo proceso desde que un fabricante de automóviles planea el desarrollo de un vehículo hasta que este llega al mercado. Este tiempo se invierte en el desarrollo del diseño y la tecnología que lo impulsará. Todas las marcas trabajan continuamente en nuevos modelos que, en ocasiones, llegan como prototipos antes de ser presentados para anticipar lo que podría llegar a ser. Así lo hizo Seat hace dos años, presentando el-Born, el que iba a ser su primer vehículo eléctrico, basado en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen. Ese coche, aún en forma de concepto, mostraba el logotipo de Seat bajo el capó porque, en un inicio, debía ser el primer coche eléctrico de la marca.

Pero en esos mismos meses nacía Cupra como firma independiente, que anticipaba la llegada de coches de altas prestaciones bajo una nueva filosofía y un nuevo logotipo. No tardó mucho la prensa especializada en anticipar que el-Born podría no ser un Seat al final. Y así a sido. Ni es Seat, ni es el-Born. Es el Cupra Born y, tras años de desarrollo y meses de presentaciones, está listo para ser entregado a los primeros propietarios. La crisis de los chips podrá retrasar los pedidos, pero el coche ya está a la venta.

Un deportivo de raza

Cupra
Cupra

Lo mejor del Cupra Born, algo que están mostrando todos los deportivos eléctricos, como pueden ser el Porsche Taycan, el Tesla Model S o el Ford Mustang Mach-E GT, todos ellos en su segmento y categoría, es su versatilidad. A las capacidades de la movilidad eléctrica, como una entrega de potencia instantánea desde parado, se le suma un incremento del espacio asociado a la ausencia de elementos mecánicos. El Cupra Born no es una excepción. A unas dimensiones compactas, parecidas a las de un Seat León, se añade un espacio interior suficiente para alojar cómodamente a cuatro adultos sin problemas. Su maletero de 385 litros es instantáneamente una referencia dentro de su tamaño.

No falta en el Cupra Born lo último en tecnología de seguridad y de conectividad, con el sistema multimedia de la marca y con funciones como el control de crucero adaptativo o la alerta de cambio involuntario de carril como algunos ejemplos. En cuanto a su diseño, pese a su innegable parecido con Volkswagen ID. 3, es más radical, más atractivo, aunque para gustos los colores, y más afilado en aspectos como sus grupos ópticos y la forma de su frontal, dividido con la inscripción ‘Cupra’ en el centro.

En cuanto a su motor, está disponible con potencias de 150 o 231 CV y con tres opciones de batería, de 58 kWh de capacidad, de 45 kWh o de 77 kWh, capaz de entregar 540 kilómetros de autonomía y un alcance superior a los 700 kilómetros en circulación urbana. Según Cupra, pese a compartir tecnologías con el ID. 3, su vocación es más deportiva. Por eso sus ajustes de chasis serán más firmes y sus ajustes de mecánica más agresivos para entregar sensaciones más dinámicas. Los interesados lo encontrarán desde 37.400 euros.

Continúa leyendo