Motor

Descubre la gama ECO de Seat

Seat introduce dos nuevos modelos en su gama ECO, el todocamino grande Tarraco eHybrid y el León híbrido de gas natural comprimido en sus siluetas compacta y familiar.

 Seat está afrontando la electrificación del sector de la automoción de un modo meditado y efectivo. Dentro del Grupo Volkswagen, y con marcas como la misma Volkswagen y Audi lanzando eléctricos, la firma de Martorell se ha centrado en ofrecer a sus clientes una amplia gama de coches ecológicos, enchufables y no enchufables, que ofrecen las bondades de la etiqueta ‘ECO’ o la ‘Cero emisiones’ de la DGT en casi toda su gama. Casi todos sus coches tienen, como mínimo, una opción ecológica, cubriendo desde el segmento utilitario, con el Ibiza, hasta el de los grandes SUV, con el Tarraco. Seat quiere así democratizar una conducción más limpia adaptada a todos sus clientes, desde los jóvenes que buscan su primer coche, hasta las familias numerosas que optan por su buque insignia.

Tanto es así, que recientemente ha lanzado dos nuevas variantes ecológicas, una ‘ECO’ y una ‘Cero emisiones’ en dos de sus vehículos más exitosos, el compacto León, tanto en su silueta de cinco puertas, como en la familiar, y el todocamino grande Tarraco. Este último únicamente ha recibido versiones híbridas enchufables, mientras que el León, además de la electrificación, se rinde ante el gas natural comprimido para ofrecer la experiencia de combustión más respetuosa posible con el medio ambiente. Estas son las características de cada uno.

Seat León TGI

Seat
Seat

Tras llegar las variantes enchufables a sus dos carrocerías, disponibles desde 33.300 euros, Seat suma ahora la versión híbrida de gas natural comprimido (GNC) y gasolina a la gama León. Esta variante, también disponible en sus dos siluetas, dispone de varios depósitos de gas natural comprimido, un carburante que genera unas emisiones muy reducidas comparadas con la combustión tradicional, y de un pequeño depósito de gasolina para disponer de margen de repostaje de gas, ya que uno de sus principales puntos flacos es la carencia de puntos de recarga de gas. Si vives en  Barcelona,  Madrid o ciudades como  Zaragoza, el TGI se presenta como la opción más rentable, porque el GNC es mucho más barato por kilómetro que la gasolina.

Además, cuenta con la etiqueta ‘ECO’ de la DGT, con lo que esquiva las restricciones de las principales ciudades y se aprovecha de las ventajas fiscales de las mismas. En términos de diseño y espacio, ambas carrocerías conservan las mismas características que sus homólogos de gasolina. La única diferencia es una ligera pérdida de capacidad de carga en el maletero por la necesidad de montar los depósitos de gas. Aun así, la versión ST, la familiar, conserva 480 litros de capacidad, más que en su versión híbrida enchufable. Con esta versión, equipa un motor de gasolina de 1.5 litros modificado para la admisión de gas de 130 CV de potencia. De modelos TGI también se ofrecen el Ibiza y el Arona.

Seat Tarraco eHybrid

Seat
Seat

Desde 44.870 euros, la firma española ofrece las versiones híbridas enchufables de su buque insignia el Tarraco, que, igual que en las del León, combinan un motor de gasolina TSI de 1.4 litros y 150 CV, con un motor eléctrico de 115 CV que, asociados, entregan una potencia de 245 CV y 400 Nm de par máximo. Todo, por un consumo que apenas alcanza los dos litros.

Como el León, pierde algo de maletero, pero sigue ofreciendo 610 inacabables litros de capacidad que servirán de sobras para montar el equipaje de toda la familia. Eso sí, no pierde nada de su habitabilidad interior, uno de los puntos fuertes en su versión de cinco asientos, con espacio de sobras tanto para los ocupantes delanteros como traseros.

También te puede interesar:

Continúa leyendo