Motor

El León se electrifica y puede ser tu mejor opción

El Seat León e-Hybrid ya está disponible en España y lo hemos conducido para comprobar si es una buena opción para las familias más concienciadas y aventureras.

Seat León e-hybrid
Seat

Hace unos años parecía imposible estar hablando de vehículos electrificados con la facilidad que lo hacemos hoy en día. La innovación ha alcanzado una velocidad tan trepidante como emocionante. Para las familias es algo más complicado, las decisiones deben tomarse con solvencia y coherencia. Por ese motivo la compra de un modelo 100% eléctrico se complica. Ese tipo de propulsión todavía está algo coja, sobre todo de infraestructura. Si queremos plantearnos un viaje largo debemos planearlo con esmero, esperando encontrar los puntos de carga en buen estado y a la velocidad prometida. Con los híbridos enchufables desaparece esa ansiedad. Seguimos teniendo un propulsor gasolina completamente independiente, que puede funcionar y llevarnos hasta el fin del mundo. Una aventura perfectamente realizable a los mandos del Seat León e-Hybrid que estuvimos probando hace unos días. Es el primer modelo PHEV de la marca y su sistema está compuesto por un bloque gasolina 1.4 TSI de 150 CV junto a un eléctrico de 115 CV que, de forma conjunta, ofrecen un total de 204 CV de potencia. Con los descuentos y las ayudas del plan MOVES II puede rondar los 26.000 euros, un precio de derribo en un segmento al alza.

Ya os hemos hablado de la tecnología híbrida enchufable, de su funcionamiento y las ventajas que tienen, tanto fiscales como de movilidad. Las baterías son capaces de aportar energía al motor eléctrico durante 64 kilómetros, según la firma en ciclo WLTP. Es un dato complicado de conseguir en una circulación habitual, a no ser que pienses en hacerlo de forma eficiente y aprovechando al máximo la retención del bloque eléctrico. Tampoco esperes estar siempre con un consumo de 1,1 a 1,4 l/100 km, el homologado. Al agotar la batería rápidamente superará los 6 l/100 km.

León e-hybrid
Seat

¿Qué le diferencia del gasolina?En el caso del Seat León e-Hybrid, estará disponible tanto en la carrocería 5p como en la Sportstourer, la que os recomendamos para las familias más aventureras y numerosas. El porqué es sencillo. La colocación de las baterías afecta directamente a la capacidad de carga del maletero. Al situarse bajo el piso, en la zona de la banqueta trasera, el depósito de gasolina nos quitará el doble fondo del maletero. Eso supone pasar de los 610 litros del modelo familiar convencional a los 470 litros del e-Hybrid Sportstourer. En el 5p la diferencia es más notable, pasando de los 380 litros del gasolina a los 270 litros del PHEV. Sus formas siguen siendo muy cuadradas y aprovechables, con una boca de carga a la altura ideal para poder introducir todo tipo de equipaje y carritos. Como podéis imaginar, por tema de espacio, os instamos a decidiros por el familiar, que solo cuesta 1.200 euros más.

El maletero es lo único afectado por la presencia de las baterías. Estéticamente es casi imposible detectar que se trata de un PHEV. Si no fuera por la trampilla de la aleta izquierda delantera y el logotipo del portón trasero serían idénticos. De esta manera, Seat asegura seguir ofreciendo una imagen amigable y reconocible. Otra diferencia es el sistema de infoentretenimiento, siempre presente porque se comercializa con los acabados Xcellence y FR. En él encontraremos información específica de la energía eléctrica como su flujo durante la conducción, puntos de carga cercanos en la navegación o el estado de la carga y la autonomía. Además, desde el teléfono podremos gestionar dicha carga, aprovechando los tramos más beneficiosos de nuestra cuenta de luz.

león e-hybrid
Seat

¿Cómo se conduce el León e-Hybrid?

Nos subimos al volante del nuevo Seat León e-Hybrid para contaros más sobre él. Cuenta con cuatro modos de conducción pero, los más importantes, son: e-Mode y e-Hybrid. El primero de ellos es el que nos permitirá circular en modo 100% eléctrico y fijar un tramo de batería del que no queremos bajar, por ejemplo un 10%. El e-Hybrid actúa como si el León fuera un híbrido convencional, utilizando ambos motores con el fin de ahorrar combustible y emisiones.

El Seat León e-Hybrid está a la venta con los acabados Xcellence y FR. Con el primero llegan los faros Full LED atrás y adelante, las llantas de 17 pulgadas, barras en el techo y la instrumentación digital, entre otros. Para los que busquen un toque más deportivo en su coche, la versión FR incorpora asientos racing, suspensión deportiva, paragolpes específicos y un modo de conducción más dinámico, entre otros detalles. El precio de salida del Seat León e-Hybrid es de 34.080 euros pero, con descuentos de la firma y las ayudas del Gobierno, puedes sacarlo por algo más de 26.000 euros.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo