Motor

Kia EV6, redescubrir la electrificación

El Kia EV6 es uno de los eléctricos más modernos del mercado y, como tal, incluye soluciones inéditas en los anteriores, como la carga bidireccional.

Ha llegado un momento en el que el sector del automóvil tiene tal cantidad de tecnologías disponibles que es difícil decidir por cuál decantarse. Hay eléctricos, híbridos, enchufables o no, híbridos de gas y coches de combustión. Unos pensarán que los eléctricos son todavía primitivos y que en pocos años estarán obsoletos y otros que condenan al diésel por creer mensajes erróneos de ciertas administraciones. Ni una cosa ni la otra, los eléctricos actuales no son nada primitivos, son los coches más avanzados del parque automovilístico, sobre todo los creados específicamente para ser eléctricos.

No hablamos de aquellos primeros coches eléctricos como el Volkswagen Golf eléctrico o el Ford Focus eléctrico, sino de vehículos como el Audi e-tron, el Cupra Born o el recién llegado Kia EV6, coches desarrollados por y para la electrificación. El todocamino surcoreano, de hecho, se basa en la plataforma E-GMP de Hyundai-Kia, una arquitectura ya pensada para eléctricos. Lo que sí es cierto es que la tecnología avanza rápidamente y por ello el EV6, el más nuevo, ofrece soluciones innovadoras como carga muy rápida, una gran autonomía y la carga bidireccional, una solución que se antoja indispensable en el futuro. Todo, sin perder ni un ápice de practicidad.

Líder en espacio y habitabilidad

Kia
Kia

Como todo buen SUV, el Kia EV6 es espacioso, pero consigue exprimir sus puntos fuertes en este campo gracias a la ausencia de componentes mecánicos como el túnel de transmisión, que merma el espacio de los coches de combustión, además de gracias a sus 2,9 metros de distancia entre ejes, muy larga y destacable en su segmento. Ofrece casi un metro de espacio para las piernas en las plazas traseras y más de un metro para los pasajeros delanteros.

Todo ello en un avanzado diseñado para ofrecer lo último en tecnología de conectividad y seguridad para el conductor. Se eliminan los indicadores analógicos en favor de dos grandes pantallas horizontales para el cuadro de instrumentos y el sistema de infoentretenimiento. En términos de seguridad, un arsenal a disposición del propietario, con funciones como el control de crucero o la frenada de emergencia, entre muchas otros. Un enorme maletero 520 litros de capacidad, 1.300 abatiendo la banqueta trasera, redondea el conjunto. Al ser eléctrico, además dispone de un segundo maletero de 52 litros bajo el capó.

Una nueva dimensión de electrificación

Kia
Kia

A todas estas cualidades se le suma lo último en tecnología de la electrificación. Más allá de su potencia, que supera con holgura los 500 CV en la versión GT, hablamos de velocidad de carga y autonomía. Con la batería más grande, la de 77,4 kWh de capacidad es capaz de recorrer hasta 528 kilómetros entre cargas, que son bastantes más que los que recorren coches de gasolina de más de 500 CV. Aunque sí, repostar sigue siendo más rápido que cargar el EV6, pero si se tiene acceso a cargadores ultrarápidos de 800 V, inéditos todavía en España, puede cargar a 239 kW de potencia, con lo que podría recuperar el 80% de su autonomía en 18 minutos. En España, sin embargo, no hay esta opción.

Por último, el Kia EV6 es uno de los primeros coches que permite la carga bidireccional, que permite usar su batería como almacén de energía para transferirla, a una potencia máxima de 3,6 kW, a electrodomésticos, redes eléctricas o, también, otros coches eléctricos. El cable necesario, un In-Cable Control Box ICCB con conector V2L, llega de serie. Esta solución será algo habitual en el futuro, en el que las energías renovables deberán tomar el mando y el almacenamiento de energía será clave para minimizar el impacto medioambiental de la energía.

Continúa leyendo