Motor

Nuevos Seat Ibiza y Arona, apuesta tecnológica

Los coches del segmento B de Seat se renuevan por fuera, sutilmente, y por dentro para ofrecer una mayor calidad y un arsenal tecnológico a la altura del mercado.

Seat
Seat

El Grupo Volkswagen ha actualizado los vehículos que compiten en el complicado segmento B de todas sus marcas generalistas. Hablamos del Polo de Volkswagen, del Fabia de Skoda y, por supuesto, del Ibiza de Seat, marca que también ha optado por lavar la cara del Arona, que, en esencia, es la misma propuesta pero enfocada al segmento SUV. Ambos son coches que sorprenden por ofrecer cualidades propias de un segmento mayor en un tamaño contenido, que destacan por sus prestaciones, arsenal tecnológico y un espacio interesante dentro de sus 4,06 metros en el caso del utilitario, 4,14 metros en el todocamino.

Esta es una actualización de las que se conoce como “de mitad de vida”, es decir, no es una nueva generación, sino que mantiene la mayoría de características de su predecesor, aunque se pulen puntos flacos y se actualiza el plano tecnológico para seguir compitiendo de tu a tu con rivales tan complicados como el Toyota Yaris o Yaris Cross, los Renault Clio y Captur o Peugeot 208 y 2008. La competencia es feroz y el que se queda atrás pierde. Pero no es el caso de los nuevos Ibiza y Arona.

Ibiza, el utilitario más avanzado

Seat
Seat

El Seat Ibiza es, como el León, uno de los intocables de Seat. Siempre entre los 10 coches más vendidos en España, lleva dando guerra desde su primera generación lanzada hace 37 años. Esta quinta generación actualizada mantiene el diseño visto en su predecesor, con una actualización estética muy superficial. Llegan nuevas llantas, faros LED de serie y la inscripción ‘Ibiza’ en una tipografía más desenfadada acorde con la vista en el nuevo León o Ateca. Mantiene sus 4,06 metros de largo y unos más que interesantes 355 litros de maletero, situándose casi al nivel del León. Es pequeño pero ofrece cinco plazas bastante amplias en su interior. Es un valor seguro para los que buscan su primer coche o un segundo vehículo para el que dominar las urbes.

Los principales cambios, en este caso, están en el interior, con un rediseño completo del mismo. La sensación de calidad ha aumentado y se apuesta por la conectividad total con el nuevo sistema de infoentretenimiento visto por primera vez en el León, compatible con Apple CarPlay y Android Auto. La pantalla se sitúa ahora de forma flotante sobre la consola central y trabaja junto a un cuadro de instrumentos digital más completo y personalizable. El volante es nuevo. Todo, por un precio que arranca en los 15.500 euros.

Arona, ahora más atractivo

Seat
Seat

Desde Seat han optado por ofrecer el mismo diseño interior en el Arona que en el Ibiza, algo que ya ocurrió con sus predecesores. Al basarse en la misma plataforma, es una elección lógica que además permite reducir costes por simplificar la producción. Por ende, el salto tecnológico visto en el pequeño SUV es igualmente interesante, con lo último disponible en conectividad. Ambos cuentan con un buen puñado de sistemas de seguridad activa, entre ellos el control de crucero adaptativo o la frenada de emergencia.

En el exterior, sin embargo, este todocamino compacto con 400 litros de capacidad de maletero, una gran cifra para su contenida longitud, ofrece más cambios respecto a su predecesor que el Ibiza. A los tres colores que se suman al catálogo, el Dark Camuflaje, el Azul Asfalto y el Azul Zafiro, y a sus nuevas llantas de 17 y 18 pulgadas, se suman un rediseño de los paragolpes. El frontal recuerda al del Cupra Formentor por la ubicación de los antiniebla y su forma. El trasero es más campero. El SUV arranca desde los 18.970 euros.

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo