Personalización a medida del puesto de conducción en tu nuevo Mazda

El exclusivo sistema de personalización que ofrece la marca japonesa, permitirá configurar de forma automática los diferentes elementos del puesto del conductor, de la forma más aconsejable posible

La manera en la que nos sentamos frente al volante en un coche, es un factor muy importante que nunca debemos subestimar. Una correcta colocación del volante o del respaldo, puede evitar que sufras graves lesiones en caso de accidente.

Para Mazda, ofrecer una postura óptima al volante, siempre ha sido uno de sus principales objetivos. No obstante, los investigadores del fabricante han descubierto que menos de la mitad de conductores, le da la importancia que se merece y no circulan sentados correctamente. Velando por la comodidad y seguridad de sus clientes, Mazda se ha propuesto ayudar a los conductores a sentarse de la mejor forma posible y lo hará con la ayuda de su nuevo Mazda CX-60.

¿Y dónde nace este problema? La respuesta es sencilla, aunque a la vez muy preocupante. La mayoría de conductores no saben colocar el asiento como es debido.

Mazda
Personalización en el puesto de conducción de Mazda

“Durante el desarrollo del Mazda CX-60 vimos que muchos conductores no saben ajustar la posición del asiento para conseguir un nivel óptimo de confort. Es más, tenemos datos de estudios que apuntan a que solamente el 40% de los conductores se sientan correctamente” asegura Nobuaki Tabata, Director del programa de Arquitectura eléctrica y electrónica, División de Desarrollo de sistemas de control integrados.

Para poner solución a este grave problema, Mazda ha desarrollado un sistema que reconoce a cada conductor y ajusta el asiento, de los retrovisores, del volante y del Head Up Display, de forma totalmente automática. En el momento en el que configuras por primera vez tu CX-60, el conductor deberá introducir manualmente su altura y ya será el propio coche el encargado de acomodar a medida del puesto de conducción. Basándose en la posición de tus ojos, aplica los ajustes convenientes. No obstante, el propio conductor también puede modificarlo a su manera.

Mazda
Personalización en el puesto de conducción de Mazda

“El desarrollo de esta función ha requerido un volumen de datos enorme. El sistema de reconocimiento facial de este coche permite personalizar más de cien parámetros. Por ejemplo, los ajustes individuales de sonido de la música, el volumen de las alertas de seguridad o la iluminación ambiental. Todo ello se puede adaptar a conductores concretos”, afirma Nobuaki Tabata.

Mazda quiere conseguir que cada usuario que se decante por uno de sus coches, disfrute de una experiencia de conducción única, cómoda y, sobre todo, segura. Con esta tecnología quieren lograr reducir el estrés al volante, que tanto afecta a los conductores. El nuevo Mazda CX-60 te proporcionará una experiencia mucho más relajada y tranquila en cada desplazamiento.

Continúa leyendo