Renault Open R, cuando la tecnología multimedia y el diseño van de la mano

Renault vuelve a marcar el paso en el automóvil con el nuevo sistema multimedia Open R del Mégane E-Tech compuesto por dos pantallas de 12 pulgadas que funcionan con sistema operativo Android OS y permiten la descarga de múltiples apps tipo Google Maps

El primer coche en incorporar una pantalla multimedia fue el Buick Rivera, un coche que vio la luz hace 35 años y marcó un hito en el automóvil, pues hoy en día resulta complicado imaginar un coche sin pantallas a bordo.

En este caso Renault se vuelve a convertir en referencia con el sistema Open R, un novedoso concepto multimedia que aúna diseño tecnológico muy sofisticado y tecnológico con la última tecnología multimedia tanto en materia de manejo como funcional.

Físicamente se caracteria por una gran superficie negra con forma de L que integra dos pantallas, por un lado una horizontal de 12 pulgadas ubicada tras el volante y que hace las veces de cuadro de instrumentación y relojes y por otro la vertical central multimedia, también de 12 pulgadas. En ambos casos supone un verdadero hito para la firma, pues conforman la mayor superficie de pantallas que han introducido en algún automóvil en concreto 774 centímetros cuadrados que dan vida a todo el sistema multimedia y electrónico del coche, pero que no aglutinan todos los mandos del mismo, pues la firma ala ha optado por duplicar alguno de ellos y dotarlo de un espacio físico propio por la importancia de su manejo, caso del climatizador.

Renault OpenR
Renault

Pantalla doble

La importancia de esta nueva pantalla doble es tal que ha obligado a la firma a realizar modificaciones básicas en el salpicadero, como reposicionar y rediseñar el concepto de los aireadores y pensar en un nuevo volante de forma achatada para poder dar cabida a la multitud de de funciones que aglutina, todo ello permitiendo además ver el cuadro de instrumentos. Tanto la selector de cambio como el mando para el tipo de modo de conducción MultiSense también ha sido reposicionado y ahora están ubicados junto al volante.

Este esquema, estrenado por el Mégane E-Tech, pasará a formar parte de las futuras creaciones de la firma, algo así como una seña de identidad interior en la que la apuesta por la funcionalidad es total.

Pata el sistema operativo Renault ha optado por el gigante Android OS, lo que permite emplear un entorno familiar y más que conocido por los usuario, que pueden entrar directamente al banco de apps y descargarse y hacer uso de las más habituales y conocidas, como el Google Maps, o que contribuye a facilitar la sencillez de manejo del conjunto.

Renault Mégane E-Tech
Renault

Protegido

La nueva plataforma electrificada CMF-EV ha facilitado toda esta evolución pues ha permitido liberar espacio cambiando el sitio el módulo de climatización por ejemplo, de esta forma reposicionar todos los mandos y ganar espacio para el sistema Open R ha sido mucho más sencillo.

Físicamente la pantalla ha sido fabricada por Continental, mediante un cristal ultrarresistente denominado Gorilla Glass, por supusto tiene tratamiento antiarañazos, antirreflejos y antihuellas, lo que ha permitido eliminar la incómoda visera que tenía para evitar reflejos. Además gradúa su nivel de iluminación a la luz del entorno para relajar la vista.

Continúa leyendo