Motor

Renault prepara el lanzamiento del MéganE

El Renault Mégane eléctrico, o MéganE, llegará el año que viene con un diseño renovado, más altura respecto al suelo y una nueva mecánica enchufable.

Renault
Renault

Ya adelantamos hace unos meses que la llegada al Grupo Renault de su nuevo consejero delegado, Luca de Meo, iba a significar una profunda transformación del consorcio francés, empezando por la misma marca del rombo. Apenas unos meses tras debutar en su puesto presentó la revolución de Renault, a la que llamó Renaulution, un ambicioso plan bajo el cual centrarse en la calidad y el valor añadido de cada unidad más que en el volumen de ventas. Además, De Meo, artífice de la época más gloriosa de Seat y creador de la marca Cupra, busca reposicionar en el mercado todas las marcas del grupo, subiendo un escalón con Renault, para competir directamente con Volkswagen o Ford, por ejemplo; mejorando Dacia, aunque manteniendo un precio asequible; y repensando Alpine como marca de deportivos y además nueva nomenclatura para los coches más emocionales de Renault.

Con todo esto en mente, el primer golpe de efecto, nada más anunciar sus ambiciones, fue el Renault 5 Prototype, que enamoró a varias generaciones de conductores, que ya lo esperan para pasarse a la movilidad eléctrica. ¿El motivo? Ser una versión eléctrica y moderna del mítico Renault 5, manteniendo muchas de sus características clásicas pero adaptándolo a lo que la gente necesita, es decir, un coche enchufable, equipado, moderno y tecnológico por menos de 25.000 euros. Eso sí, no todos necesitan un compacto, sino también otros tipos de coches que satisfagan necesidades como, por ejemplo, viajar en familia y cargar todo el equipaje. Aquí es donde entrará en juego el MéganE.

La era de la electrificación

Renault
Renault

Ya no habrá que esperar más, a partir de 2022 el nuevo Mégane dispondrá de una versión 100% eléctrica, a la que han llamado MéganE. Lo primero que cabe destacar es que, aunque se mantendrá fiel a su pasado y seguirá compitiendo en el duro segmento compacto, el MéganE parece algo más elevado que su homólogo de combustión, ganando visibilidad. Es un claro guiño a lo SUV, tan de moda últimamente.

Estéticamente beberá del Mégane eVision, un prototipo con el que la marca anticipaba por donde iban a ir los tiros. Conserva la firma lumínica de la mayoría de coches de Renault, incorpora el nuevo logotipo iluminado de la marca y es más fluido en su diseño, característica imprescindible en los eléctricos para ser más aerodinámicos y así incrementar su autonomía, efecto que también consigue con sus enormes llantas desarrolladas específicamente para ello. El frontal es muy vertical, incorpora entradas de aire deportivas y su silueta sigue los patrones de los cupés. Un diseño ciertamente deportivo que no mermará la habitabilidad, aunque todavía no tenemos cifras de batalla y maletero. La ausencia de elementos como el túnel de transmisión garantiza que el espacio mejorará.

Máxima tecnología

Renault
Renault

Faltan muchísimos detalles todavía acerca del eléctrico francés. De hecho se desconocen la mayoría, pero lo que está prometido es un arsenal tecnológico a la altura del mercado actual. El ecosistema digital se basará en dos pantallas, una horizontal para el cuadro de instrumentos y otra vertical para el sistema de infoentretenimiento, perfectamente integradas para crear una experiencia de conducción avanzada.

Asimismo, dispondrá de lo último en tecnología de seguridad. Seguramente incluirá sistemas de nivel dos de autonomía, es decir, que mantienen la velocidad adecuada según la carretera y asisten a la dirección, además de opciones como el control de crucero adaptativo y el eCall, así como la frenada de emergencia. Pronto sabremos más.

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo