Vídeo de la semana

Iniciativas solidarias

De fabricar coches a respiradores asistidos: Seat combate al coronavirus desde su planta de Martorell

Tras intensas semanas de arduo trabajo, 150 empleados de diferentes áreas de Seat ya trabajan para alcanzar hasta 300 unidades diarias de OxyGEN, un dispositivo autorizado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) para investigación clínica

Producción respiradores en Seat
Foto: SEAT

Quedarse en casa en estos momentos es importante y salva vidas. También puede ser un desafío. Tanto si es para mantener entretenidos a los más pequeños de la familia como si es para encontrar algo diferente que hacer en lugar de otro maratón de series de televisión, todos necesitamos un poco de ayuda para superar esto. Pero gracias a las cientos de iniciativas de empresas, fabricantes y demás anónimos, y todavía más gracias a nuestros sanitarios y servicios de emergencias, nosotros solo debemos resistir, tener esperanza y apoyarlos, para que todos juntos consigamos frenar esta crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Y en esta lucha, los respiradores se han convertido en un elemento esencial para salvar la vida a quienes el virus ataca de forma más virulenta y por ello, la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona), ha comenzado a producirlos. De hecho, la línea en la que se ensambla su modelo superventas, el Seat León, hoy tiene un aspecto inédito. Ya no se producen coches, sino respiradores asistidos para colaborar con el sistema sanitario. Pasar de producir coches a respiradores en un tiempo récord es fruto del intenso trabajo de numerosos empleados de la firma y de un motor muy potente: la solidaridad. "La motivación de todas las personas que participamos en este proyecto es ayudar de la manera que nosotros sabemos, que es fabricar en serie un equipo, esta vez para salvar vidas", detalla Nicolás Mora, del área de Producción de Seat Martorell.

Ahora, la marca ya ha arrancado la producción de estos respiradores de emergencia en su fábrica tras ser autorizado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y el volumen de producción diaria se ajustará de manera constante con las autoridades según la demanda para evitar stocks innecesarios. La compañía trabajará para alcanzar una producción de hasta 300 respiradores de emergencia al día. "Con solo saber que hemos intentado ayudar a salvar una vida, todo este trabajo habrá valido la pena", añade Francesc Sabaté, de I+D de Seat.

Las máquinas no paran

Prueba respiradores
Foto: SEAT

Desde el inicio de la situación originada por el Covid-19, en Seat se pusieron en marcha diferentes iniciativas para luchar contra la propagación del virus. En concreto, para producir los materiales más demandados por los hospitales, como los respiradores, un equipo de ingenieros comenzó sin descanso en el diseño de varios prototipos, 13 en total, hasta llegar a este modelo final.

Y fue gracias a engranajes impresos, ejes de cajas de cambios y el motor adaptado de un limpiaparabrisas de un coche, el proyecto tomó forma. El objetivo era fabricar los respiradores con la máxima calidad y el resultado ha sido el OxyGEN, un dispositivo diseñado en colaboración con Protofy.XYZ y bajo la dirección médica de los doctores Dr. Manel Puig Domingo (Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol), Dr. Oriol Estrada (Hospital Germans Trias i Pujol), y Dr. Josep María Nicolás (Hospital Clínic), en un trabajo conjunto de colaboración a contrarreloj desde hace dos semanas para hacer realidad este proyecto y que ya se ensambla en las instalaciones del fabricante español.

En tiempo récord

Proceso producción
Foto: SEAT

Y para todo ello, 150 empleados de diferentes áreas cambiaron su lugar habitual de trabajo para ensamblar los respiradores donde antes se montaban partes del Seat León. "Modificar una línea de montaje que fabrica un subchásis, una pieza de coches, y poder transformarla y fabricar respiradores ha sido un trabajo arduo en el que han estado implicadas muchas áreas de la empresa y lo hemos hecho en el tiempo récord de una semana", comenta Sergio Arreciado, del área de Ingeniería de Procesos de Seat. Cada respirador cuenta con más de 80 componentes electrónicos y mecánicos y pasa un exhaustivo control de calidad con esterilización de luz ultravioleta. 

Proceso producción
Foto: SEAT

Ante esta situación, esta y muchas otras iniciativas solidarias por parte de la mayoría de las marcas de automoción, son cruciales. Cabe destacar que unas han decidido crear mascarillas y equipos de protección, otras han donado todo el stock con el que contaban. También han puesto a disposición de hospitales y sanitarios, sobre todo para apoyar labores logísticas y de transporte, sus flotas de coches. Los trabajadores de servicios esenciales necesitan moverse en coche por su seguridad, y no se nos ocurre mejor idea para mantenerlos a salvo y agradecerles su dedicación. ¡Juntos lo conseguiremos!

foto Jose Manuel

José Manuel González

Autor del blog Motor en SerPadres.es

Continúa leyendo