Seguridad al volante

Sistemas ADAS: Qué pueden hacer por ti y tu familia

Cuando cogemos el coche, tanto si es para llevar a los niños al colegio, al trabajo y estamos en un atasco o para emprender un viaje, pensamos que nuestro vehículo es el lugar más seguro en el que podemos movernos, pero cualquier mínima distracción, cansancio o malestar, puede convertirse en una auténtica pesadilla.

Sistemas de seguridad
Foto: depositphotos

Toda precaución es poca a la hora de salir con el coche con los pequeños de la casa en el asiento trasero. Por desgracia son muchos los menores que fallecen en accidentes de tráfico por lo que resulta imprescindible conocer cómo no comprometer su seguridad. Aunque en la actualidad esto ya no es un problema: podemos viajar mucho más tranquilos y seguros ya que los coches modernos equipan sistemas de asistencia a la conducción que incrementan notablemente la seguridad activa de los que están a tu alrededor.

Ante todo debéis tener en cuenta que no solo el coche tiene que velar por vuestra seguridad, también hay que preocuparse por que los niños viajen con los sistemas de retención adecuados, utilizar siempre el cinturón de seguridad, adecuar la velocidad a la vía e incluso reducirla un poco si estáis intranquilos y mantener la distancia mínima de seguridad. 

Y luego están los novedosos sistemas ADAS (Advanced Driver Assitance Systems, por sus siglas en inglés) que seguro que muchos ya habréis oído hablar de ellos. De hecho, la Unión Europea va a hacer obligatoria su incorporación, por etapas, en los coches homologados a partir del año 2022. Los sistemas obligatorios serán los avisadores de distracciones y somnolencia, la frenada automática con detección de peatones y ciclistas, la cámara de visión posterior, el asistente de cambio involuntario de carril, una unidad de almacenamiento de datos y el asistente de velocidad inteligente.

Y, aunque a continuación, según se recoge en la Dirección General de Tráfico (DGT), os vamos a explicar cómo minimizar los riesgos en vuestros trayectos, siempre tendrás que atender a la carretera. Tomad nota:

  • Alerta de tráfico cruzado: Durante la marcha atrás, la visibilidad de los coches que se aproximan es limitada. Este sistema detecta por ti vehículos que se aproximan hasta 30 metros de distancia, y emite un aviso sonoro. Además, enciende un aviso en el espejo retrovisor izquierdo o derecho, según por dónde se aproxime el vehículo.
  • Aparcamiento por control remoto: Te permite aparcar el coche a distancia y desde fuera del habitáculo, con el propio mando a distancia del coche o desde tu propio teléfono móvil con una aplicación específica. Para los niños puede incluso resultar un divertido juego.
  • Control gestual: Muchos modelos ya cuentan con sistemas de control gestual para activar diferentes sistemas en la pantalla del salpicadero, como, por ejemplo, subir o bajar el volumen de la radio. El sistema se activa con solo mover una mano. Pero también forma parte de todos los sistemas que ya te permiten abrir el maletero pasando un pie por debajo del paragolpes.
  • Reconocimiento de señales: un sistema que te informa en todo momento del límite de velocidad de la vía que recorremos. Una cámara reconoce las señales de tráfico y procesa tres informaciones diferentes: «señales de tráfico reconocidas», «información del equipo de navegación» y «datos actuales del vehículo».
  • Asistente de cambio y de mantenimiento de carril: Lee las líneas de la carretera y, si antes no activas el intermitente, hace vibrar el volante o el asiento, además de lanzar varios avisos sonoros o luminosos para impedir que el coche se salga del carril. Cabe resaltar que éste sistema es especialmente útil cuando se viaja con niños que pueden molestar tu atención a la carretera en ciertos casos y evitar un accidente.
  • Aviso de colisión frontal: El sistema analiza todos los objetos, incluso también peatones y ciclistas, en un radio de 150 metros delante del vehículo y si el impacto es inminente, avisa y prepara los frenos para detener el vehículo.
  • Control antivuelco: Cuando el coche se desvía bruscamente para evitar un obstáculo, aplica presión a los frenos y activa el ESP de manera que se reduce drásticamente la probabilidad de volcar. Lo verás sobre todo en un SUV, que son más altos de lo normal.
  • Detección de salida de la calzada: Detecta cuando el coche tiene un accidente y se sale de la calzada, y tensa los cinturones y activa un sistema de absorción de impactos verticales en los asientos para así reducir los daños sobre la columna hasta en una tercera parte.
  • Llamada de urgencia y asistencia localizada: El eCall, un botón rojo "SOS" que encontrarás situado encima de tu cabeza, se pone en marcha en caso de indisposición, accidente o avería. Al activarlo, el coche contacta telemáticamente con una plataforma de asistencia: el teleoperador habla con el conductor y, en función del lugar donde estés o la gravedad de los heridos, avisa inmediatamente a los servicios de emergencia. También se activa automáticamente al desplegarse los airbags.

También os interesará saber que a partir del próximo 20 de mayo, cuando vayas a pasar la ITV al coche también se revisarán todos sus asistentes de seguridad, también los mencionados anteriormente en caso de incorporarlos. Desde luego, tu no tendrás que preocuparte por su mantenimiento, serán los servicios oficiales, o talleres autorizados quienes comprobarán electrónicamente que no hay fallos en el sistema, según el mantenimiento programado en el libro de revisiones. De igual modo en caso de sufrir un accidente. Si afecta a alguno de estos elementos, tras la reparación tendrán que recalibrar las cámaras y sensores para que funcionen correctamente.

¡Cuidado con olvidarte a tu hijo!

Niño durmiendo en el coche
Foto: depositphotos

Seguro que todo padre se habrá preguntado alguna vez, ¿cómo se ha podido olvidar al niño en el coche? Pero, por desgracia, ya ha pasado en más ocasiones de las que nos gustaría admitir. Los psicólogos lo asocian al ritmo de vida y las rutinas. Sobre todo, cuando uno de los progenitores tiene que realizar una actividad que no es cotidiana y su chip le lleva por otro lado, e incluso los pequeños van dormidos. En esos momentos es cuando suceden las mayores desgracias.

Pero no hay que alarmarse, tu mismo puedes adoptar unas medidas para que esto no te pase nunca, e incluso tu coche te podría ayudar. Concretamente, si colocas también en el asiento trasero el bolso, mochila o algún accesorio que vayas a necesitar, te obligarás a acceder siempre a la zona trasera del coche o, si vas con prisa, a que notes que no llevas encima. Y también los coches pueden ayudarte con tecnología específica incluidas en la categoría de ADAS. Vamos a verlo.

Desarrollada por Hyundai, su modelo Santa Fé cuenta con la Alerta de Ocupación Trasera (Rear Occupant Alert), un sistema pionero que supervisa los asientos traseros y detecta cuándo los pasajeros de las plazas traseras abandonan el vehículo sin la supervisión del conductor. De darse el caso, primero te avisa con un mensaje en la pantalla del cuadro de instrumentos una vez que el motor está apagado. Y si el sistema detecta movimiento en los asientos traseros después de que el conductor haya parado el vehículo, hará sonar la bocina y encenderá las luces. El sistema también se activa cuando los niños se encierran accidentalmente en el coche.

foto Jose Manuel

José Manuel González

Autor del blog Motor en SerPadres.es

Vídeo de la semana

Continúa leyendo