Motor

Todas las personalidades del Cupra Formentor VZ5

Jordi Gené nos muestra cómo este Formentor extremo puede ser dócil y familiar, bruto y casi violento y hasta efectivo fuera de asfalto.

Es el Cupra Formentor VZ5 el SUV definitivo. Muchos pensarán que costando 68.016 euros así debería ser. Sin embargo su propuesta va mucho más allá de un motor potente, que lo tiene, un chasis ajustado de una forma muy especial, que también. Esta versión del todocamino español es asimismo un coche familiar, con espacio en el interior, un maletero muy correcto y capacidad para ser un vehículo cómodo. Por si fuera poco va cargado de tecnología, tanto de seguridad como para mejorar el dinamismo. Y lo mejor de todo es que la gran mayoría de equipamiento está incluido de serie, dejando como opcionales elementos más estéticos o extra deportivos más que tecnología o sistemas útiles. ¿Aún parece caro? Si además contamos que sus componentes están firmados por fabricantes como Brembo o Akebono y que los materiales del interior son premium, no tanto.

El Cupra Formentor adopta el motor de cinco cilindros que monta el RS Q3 de Audi y lo ajusta para entregar 10 CV menos, hay que justificar el sobreprecio de casi 12.000 euros del alemán sobre el español, que además ofrece menos equipamiento de serie. Estos 390 CV de potencia permiten acelerar de 0 a 100 en 4,2 segundos y su chasis deportivo le brinda capacidad para enlazar curvas sin ningún tipo de problemas. No obstante, es capaz de subir pendientes fuera de carretera de hasta el 70% de inclinación, por lo que su capacidad offroad es también buena. Por cierto, en autopista parece una berlina por su aplomo. El piloto Jordi Gené nos explica las bondades de este coche.

Para el asfalto

Cupra
Cupra

Gené se puso a los mandos del radical SUV de Cupra en Motorland, Aragón, donde probó el modo Confort, el Sport y el Cupra. En el primero destacó su suavidad y fiabilidad. El Control Dinámico de Chasis ofrece un tacto confortable y blando en comparación con el resto de modos. En el Sport se siente “mucho más las respuesta del acelerador y el control de la amortiguación”. El siguiente nivel es el más extremo, el Cupra.

Al activarlo “se siente inmediatamente la respuesta del acelerador de un modo más firme y una dirección mucho más precisa”. El piloto, que trabaja activamente con la Scuderia Ferrari de Fórmula 1 probó también el Launch Control, con el que el mismo coche se prepara para catapultarse hasta los 100 km/h en 4,2 segundo desde parado. Es “casi un coche de carreras”, admite.

Más opciones

Cupra
Cupra

El modo Individual permite al conductor ajustar cada componente para que su respuesta se adapte a sus gustos y necesidades. Por ejemplo, se puede optar por la dirección más firme y directa pero ajustar un chasis suave para no sufrir los baches de una carretera en mal estado. Finalmente, el modo Drift, único para el VZ5, desconecta el control de estabilidad para jugar con el coche y disfrutar al máximo. “Al usarlo en pista puedes apreciar que tiene una deriva muy larga. Es fantástico”, cierra Gené.

Solo 7.000 unidades se producirán del VZ5, un coche especial, el único fuera de Audi que monta su preciado cinco cilindros y una de las máquinas más ambiciosas que han salido nunca de la factoría de Martorell.

Continúa leyendo