Motor

Una vuelta por Doñana con el Mazda CX-30 M Hybrid

Mazda ha integrado su nuevos sistema microhíbrido en todas las motorizaciones de gasolina de su popular SUV de tamaño medio, el CX-30.

Evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos es algo que Mazda hace con maestría. Todo, manteniendo una filosofía inconfundible que encuentra en un diseño único su razón de ser. La electrificación es el siguiente paso para una de las marcas que con más calma se ha tomado este proceso, no por no creer en él, de hecho cuenta ya con un coche 100% eléctrico entre sus filas, sino porque tiene entre sus tecnologías algunos de los motores de combustión más eficientes del mundo, los Skyactiv-X, y porque ha decidido priorizar el buen hacer que siempre le ha caracterizado antes que apresurarse a electrificar toda su gama. No obstante, esto no quiere decir que la firma de Hiroshima no haya invertido en ello, el MX-30 es el ejemplo, y que no vaya a electrificarse. Ahora, Mazda estrena el CX-30 M Hybrid, otro pasito en esa dirección con la microhibridación, ahora, como principal argumento.

El CX-30 M Hybrid es, sencillamente, el mismo SUV que ha cautivado a muchos compradores pero con un motor microhíbrido que trabaja para reducir las emisiones y el consumo y, de paso, pegar la etiqueta ‘ECO’ en su parabrisas. Por fuera, no se sale de lo marcado, un diseño fluido que sigue su lenguaje estético Kodo: “alma en movimiento”, que pone al conductor en el centro de todo, que busca la perfecta armonía entre alma y máquina, algo parecido a la relación que conseguían cientos de años atrás los caballeros y su montura. A eso aspira Mazda, que no es poca cosa, pero lo consigue con vehículos trabajados hasta el último detalle. Versatilidad, practicidad, sistemas intuitivos, eficiencia y seguridad son sus características.

Descubriendo Doñana

Mazda
Mazda

Pocos lugares se antojan mejores para estrenar esta versión híbrida del SUV compacto japonés que el Parque Nacional de Doñana, un enclave obligado para todos aquellos que busquen una buena ruta que cubrir este verano sobre cuatro ruedas. Allí se unen la costa con marismas, cotos y dunas en un ecosistema único en Europa y, sin duda, de los más diversos del mundo. Por ello es Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera por la UNESCO y, por eso, pocos vehículos son tan adecuados para recorrerlo que este CX-30 M Hybrid.

Desde ahora, todas las motorizaciones de gasolina del CX-30 equiparán el sistema M-Hybrid de la marca, ampliando el abanico de opciones desde los propulsores Skyactiv-G de 122 CV hasta el afamado Skyactiv-X en su versión más potente, de 186 CV. El rango de precios arranca desde los 25.675 euros y ascienden hasta los 36.925 euros. El sistema M Hybrid trabaja recuperando la energía de la desaceleración del vehículo. Un generador reversible integrado convierte esta energía en electricidad para almacenarla en su batería de 24 Voltios. Esta energía servirá para alimentar los distintos componentes eléctricos del coche y para apoyar funciones como el Start&Stop. El resultado es una reducción de consumo y emisiones que permite que estos motores de gasolina declaren cifras de consumo más propias de un coche diésel.

Mazda CX-30

Mazda
Mazda

El Mazda CX-30 es el SUV compacto de la marca. Se sitúa en el escalón intermedio de la gama crossover de la enseña japonesa, por encima del CX-3 y por debajo del CX-5. Destaca, además de por su mencionado diseño, por unas líneas algo más deportivas que, por ejemplo, el CX-3, con una línea del techo que desciende hasta la trasera y una zaga en la que destaca la inclinación de su luneta, más pronunciada que en sus hermanos. Mantiene un gran capó y una parrilla de grandes dimensiones e incorpora protecciones que le aportan robustez.

El comprador encontrará un coche con una batalla de 2,65 metros, lo que promete un habitáculo espacioso en el que podrán viajar hasta cuatro personas, cuatro cómodamente incluso si son altos. Su maletero, de 430 litros se sitúa en la media del segmento, y ofrece espacio de sobras para los quehaceres diarios y para realizar escapadas breves, por ejemplo, a Doñana.

Continúa leyendo