Hijos y trabajo

Cuando nace un hijo: permisos laborales para padres y madres

9 minutos

Cuando nace un hijo, tanto la madre como el padre tienen derecho a dejar de trabajar durante un tiempo y a acogerse a distintos permisos laborales para facilitar su cuidado. Al gestionarlos suelen surgir dudas. Te ayudamos a resolverlas.

Baja maternal

Baja maternal

La madre tiene derecho a 16 semanas de descanso por maternidad, adopción o acogimiento, seis de ellas obligatoriamente después del parto. A este tiempo pueden sumarse otras dos semanas más por cada hijo (a partir del segundo) cuando el parto ha sido múltiple y también en caso de discapacidad del pequeño. Este periodo de baja maternal puede disfrutarse en régimen de jornada completa o a tiempo parcial (si hay acuerdo con la empresa), a excepción de las seis semanas que siguen al parto. De esta forma, las 10 semanas restantes se pueden convertir en 20 a media jornada. Además, la madre puede ceder parte o la totalidad de estas 10 semanas al padre, que puede disfrutarlas de forma sucesiva o simultáneamente con ella (por ejemplo, 5 cada uno).

¿Qué requisitos he de cumplir para cobrarla?

Estar dada de alta o en situación asimilada (paro, incapacidad laboral...), estar al corriente de pago a la Seguridad Social y acreditar unos periodos mínimos de cotización que dependen de la edad, por ejemplo a partir de los 26 años: 180 días en los 7 últimos años o 360 días a lo largo de la vida laboral. Si se ha trabajado a tiempo parcial, para acreditar los periodos de cotización se tendrán en cuenta las horas trabajadas. Si no se ha cotizado lo suficiente, durante las seis primeras semanas se cobra un subsidio no contributivo por maternidad de 532,51 euros mensuales (IPREM 2016). Es decir 17,74 euros/día (IPREM) durante 42 días (532,51 euros/mes). Si no se ha cotizado lo suficiente, se cobra un subsidio no contributivo por maternidad de 17,74 euros/día (IPREM) durante 42 días. 

¿Es cierto que se gana más que trabajando?

Sí. Mientras se está de baja se cobra el 100% de la base reguladora. Esta incluye la mensualidad y la parte proporcional de las pagas extras, que serán más bajas cuando se vuelva a trabajar, porque parte se ha recibido por adelantado. Además, la Seguridad Social no aplica la retención del IRPF, salvo que la interesada lo solicite al pedir la prestación. El IRPF no retenido se aplica, entonces, en la declaración de la renta.

Soy profesora y estaré de baja los meses que el colegio cierra. ¿Perderé mis vacaciones?

No las perderás porque tienes derecho a disfrutar de tus vacaciones en otra fecha, incluso aunque haya terminado el año natural. Ahora bien, si lo que quieres es disfrutarlas a continuación del permiso de maternidad y/o lactancia tendrás que llegar a un acuerdo con tus jefes.

Estoy cobrando paro y acabo de dar a luz. ¿Quién me va a pagar ahora?

Ahora empezarás a recibir el subsidio de maternidad por la cantidad que te corresponda y cuando pasen las 16 semanas de baja, se reanudará tu prestación por desempleo por el tiempo que faltaba por percibir. La reanudación no es automática, hay que solicitarla en 15 días desde que se termina el subsidio por maternidad para no perder ningún día. Conviene que comuniques la baja a la oficina de empleo (lleva el informe médico), para que se suspenda la demanda de empleo y no tengas que ir a renovar, acudir a cursos...

Soy autónoma, ¿tengo derecho a la baja por maternidad?

Las trabajadoras por cuenta propia tienen derecho a la prestación por maternidad (100% de la base de cotización del mes anterior al de la baja) igual que las trabajadoras por cuenta ajena. Los requisitos para pedirla son los mismos y también pueden ceder parte de la baja y el total del permiso de lactancia al padre.

Además, si necesitan contratar a alguien que haga el trabajo durante la baja, el nuevo contrato puede tener una bonificación del 100% de la cuota a la Seguridad Social. Sin embargo, se han eliminado los descuentos que había para las mujeres que se reincorporan a la actividad económica por cuenta propia tras su maternidad.

El permiso de paternidad

Desde enero de 2017 los papás trabajadores pueden cogerse cuatro semanas de permiso de paternidad.

Este permiso es independiente del disfrute compartido del descanso por maternidad.  

 

 

Permiso de lactancia

Hasta que el bebé cumpla nueve meses, la madre o el padre (siempre que ella trabaje) pueden ausentarse del trabajo durante una hora para alimentarle, ya sea con lactancia natural o artificial. Esta hora puede repartirse en dos fracciones o cambiarse por una reducción de jornada de media hora al inicio o al final. También existe la posibilidad de acumular las horas de lactancia en jornadas completas (y así alargar la baja maternal unos 15 días). Mientras dura el permiso de lactancia se recibe todo el salario.

 

¿Mi jefe puede obligarme a tomarlo en el horario que más le interese a él?

No, la madre tiene derecho a decidir el horario, aunque debe avisar a la empresa 15 días antes de la fecha en que se iniciará y se finalizará el permiso. Para acumular las horas de lactancia en jornadas completas, conviene informarse de los términos previstos en la negociación colectiva o llegar a un acuerdo con el empresario.

 

He tenido gemelos, ¿puedo disfrutar de más tiempo?

Sí. La duración del permiso se incrementa proporcionalmente en los casos de parto múltiple (con dos hijos, dos horas, con tres hijos, tres).

 

Trabajo con productos peligrosos, ¿puedo pedir la baja?

Sí, siempre que estés expuesta a agentes o condiciones que puedan influir negativamente en la salud del lactante y así lo certifiquen los servicios médicos del INSS o de las mutuas. Tu empresa debe ofrecerte un puesto diferente compatible. Si no es posible, te darán una baja por riesgo, cobrando el 100% de la base reguladora hasta que el bebé tenga nueve meses.

 

Reducción de jornada

Los padres pueden reducir su jornada laboral entre un octavo y la mitad, con la disminución proporcional de salario, por cuidado de un hijo menor de 12 años o discapacitado. El trabajador, hombre o mujer, tiene derecho a decidir el horario y la duración del permiso.

¿Cobraré menos si me quedo en paro?

Está claro que el salario se reduce en proporción a la parte de la jornada que dejas de trabajar. No obstante, durante los dos primeros años de reducción las cotizaciones se computan incrementadas hasta el 100% de lo que se hubiera cotizado a jornada completa de cara a las prestaciones de maternidad, desempleo, jubilación, incapacidad permanente o muerte.

Trabajo en un mercado y me temo que no quieran darme el horario que necesito...

La concreción horaria de la reducción de jornada es un derecho de la trabajadora, pero la empresa puede discrepar amparándose en razones organizativas, productivas, comerciales, de disponibilidad, etc. En estos casos, deberá probar sus razones para oponerse al horario que tú propones.

Tengo jornada reducida pero quiero volver a la jornada completa, ¿es posible?

Sí. Igual que tienes derecho a decidir el horario puedes decidir la duración del permiso. Pero debes avisar al empleador 15 días antes de la fecha en la que quieres finalizarlo.

Excedencia por cuidado de hijos

El padre o la madre, o ambos, pueden solicitar un permiso de trabajo (sin sueldo) por cuidado de hijo hasta que este cumpla tres años. La excedencia puede pedirse en cualquier momento y puede disfrutarse de forma fraccionada. Los dos primeros años se consideran como períodos cotizados a las Seguridad Social a afectos de prestaciones.

Voy a tener otro bebé, ¿cómo afecta esto a mi excedencia?

La necesidad de atender a un nuevo hijo inicia un nuevo periodo de excedencia con todos sus derechos.

Cambian el programa informático y estoy de excedencia, ¿puedo hacer cursos de formación?

Sí, deberían avisarte para que puedas asistir a los cursos que hagan, sobre todo si vas reincorporarte pronto.

El puesto se reserva un año, ¿desde que nace el bebé o desde que se pide la excedencia?

Se reserva durante el primer año de excedencia por cuidado de hijos (de 15 a 18 meses si sois familia numerosa) desde que la solicitaste, independientemente de la edad del niño. Después, la empresa debe ofrecerte un puesto de trabajo de categoría equivalente.

Mobbing laboral maternal: busca ayuda

Aunque la ley reconoce estos permisos, a muchos padres trabajadores les cuesta hacer valer sus derechos de conciliación. En la Fundación Madrina ( www.madrina.org) ayudan todos los días a mujeres que son despedidas tras comunicar su embarazo o que ven cómo se paraliza su carrera profesional por pedir una reducción de jornada o una excedencia por cuidado de un hijo.

 

Cuando los niños enferman, ¿qué permisos hay?

  • La madre o el padre pueden reducir su jornada de trabajo, como mínimo a la mitad, para el cuidado de un hijo afectado por cáncer o por cualquier otra enfermedad grave, durante la hospitalización y el tratamiento, hasta que el menor cumpla los 18 años. El salario se reduce según la jornada, pero a cambio reciben una prestación económica de la Seguridad Social.
  • Ambos progenitores tienen dos días de permiso por enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario de sus hijos. Si tienen que desplazarse fuera del lugar de trabajo, tendrán cuatro días de permiso.
  • En los otros casos, faltar al trabajo para cuidar a un hijo enfermo no se contempla como un permiso retribuido. Conviene consultar qué dice el convenio colectivo de cada empresa sobre el tema o llegar a acuerdos con el empresario para recuperar de alguna forma el tiempo perdido.

 

Asesores: Mª Jesús Toraño y José Mª Fernández Mota, abogados de la Fundación Madrina

 

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: ayudas familias, baja maternal, permiso paternidad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS